2022 inicia con aumento en el precio de los combustibles en Colombia

El Gobierno Nacional autorizó un incremento en el precio de los combustibles a partir de este 1 de enero, en donde se tuvieron en cuenta las variaciones de los precios internacionales de los refinados durante la última semana de diciembre. Vea más noticias sobre Petróleo.

El precio promedio de la gasolina, para las 13 ciudades principales, será de $9.048 por galón, mientras que el precio promedio del diésel quedará en $8.884 por galón.  El precio de la gasolina tendrá un ajuste, en promedio, de $176 por galón y el diésel, en promedio, de $166 por galón.

Según el Ministerio de minas, estos nuevos precios de los combustibles incorporan la actualización de los rubros de tarifas de transporte por poliductos, transporte terrestre y tarifa de marcación, ajuste conforme al IPC del 4,86% reportado por el DANE para lo corrido del año 2021 y meta de inflación del 3% del Banco de la Republica para el 2022.

Recomendado: Premercado | Bolsas globales cerrarán el año sin mayores cambios a pesar de ómicron; petróleo cae

Adicionalmente se informó que se tuvo en cuenta las variaciones de los precios de los refinados a final de diciembre, particularmente  el precio internacional de la gasolina motor presentó un incremento del 2% frente a la última semana de noviembre. Del mismo modo, el precio internacional del diésel presentó una variación positiva del 4% en este periodo de tiempo, respecto a los últimos días de diciembre. 

Otro factor que ayudó a este incremento, es el precio del Brent en el último trimestre del 2021, que presentó un incremento del 10% respecto al precio promedio registrado en el trimestre inmediatamente anterior.

Sin embargo, la cartera de minas resaltó que pese a los incrementos que tendrán los precios de los combustibles para enero de 2022, tanto la  gasolina como el diésel se mantienen $123 y $79, respectivamente, por debajo de los precios de marzo de 2020 cuando el MinEnergía anunció las mayores reducciones en precios de la historia.

Gracias al mecanismo del FEPC, estos valores no han sido trasladados al precio que percibe el consumidor final con el fin de garantizar un precio de los combustibles más estable para los colombianos y promover la reactivación económica del país, pese a la volatilidad en los precios de refinados en la Costa del Golfo de los Estados Unidos.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias