Aumenta sentimiento negativo de inversionistas por los emergentes

En un informe entregado por la Bolsa de Valores de Colombia (bvc), sobre el sentimiento de los inversionistas extranjeros para los mercados emergentes, se expusieron los principales puntos de análisis de cara a los primeros días del 2022.

Explica el documento que las perspectivas de inversión sobre mercados emergentes arrojan un sentimiento negativo del 51,33 %, lo que es 0,56 puntos porcentuales (pps) más respecto al informe anterior.

Del lado del sentimiento positivo el número llegó al 40,27 %, 0,86 pps menos que el anterior. Mientras que el sentimiento de incertidumbre llegó al 8,41 %, 0,31 pps más que el anterior.

Se lee en el documento que la mayoría de los analistas presentan una perspectiva más negativa, que se justifica por ómicron, la nueva variante del Covid-19.

Lo que se tiene en cuenta

El análisis de manos de los inversionistas también abarca el incremento global de la inflación, el tapering de la Reserva Federal y la posible desaceleración económica a inicios del 2022.

“Sin embargo, se resalta que el sentimiento positivo, si bien disminuyó, se mantiene alto por la mejora en las tasas de vacunación, la rápida reactivación económica y la prudencia de los bancos centrales para retirar los estímulos de manera gradual”, asegura el análisis.

Recomendado: Fitch esboza escenario de riesgo inflacionario para emergentes

Al ahondar por el sentimiento negativo, el informe destaca que las nuevas olas de Covid-19 han puesto un reto extra a los sistemas de salud.

“Por su parte, la inflación presenta una tendencia alcista y más persistente de la esperada, dado el aumento del precio de los combustibles, los cuellos de botella en las cadenas de suministros y las alteraciones en el mercado laboral”, se lee en el documento.

Del lado positivo, el avance de las vacunas genera optimismo, lo que ayudará a las economías que dependen, entre otros sectores, del turismo.

Mientras que la incertidumbre se fija en “el ciclo político chino y las continuas tensiones internacionales, que podría provocar una mayor volatilidad y restringir el acceso a los mercados emergentes con menor calificación. Adicionalmente, los bancos centrales se enfrentan al reto de encontrar un equilibrio entre controlar una inflación persistente elevada y un mercado laboral ajustado”, concluye el documento.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias