Vía Mulaló – Loboguerrero en el Valle (Colombia) ya tiene licencia ambiental y podría reactivarse

El corredor Mulaló - Loboguerrero está ubicado en el Valle del Cauca. Foto: Covimar

La vía de cuarta generación (4G) Mulaló – Loboguerrero, ubicada en el Valle del Cauca colombiano ya tiene licencia ambientar confirmada y podrían reactivarse las obras, en caso de que se llegue a un acuerdo.

Así se desprende de lo revelado a Valora Analitik por el presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), Manuel Felipe Gutiérrez. Lea más en Noticias de Infraestructura.

En entrevista con este medio, el funcionario indicó que el aval dado por la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla) para esta iniciativa fue confirmado antes de cerrar el 2021.

En este caso, es importante recordar que la Concesionaria Nueva Vía al Mar, conformada por las empresas Prodevimar y Epiandes -de Corficolombiana- pidió salir del proyecto.

El proyecto Mulaló – Loboguerrero incluye 16,3 km de calzada sencilla, 4,2 km de doble calzada y cinco túneles bidireccionales, entre otras. Imagen: Covimar.

Recomendado: Anla da viabilidad ambiental a corredor Mulaló–Loboguerrero

En su momento, desde la concesión dijeron a medios que, debido a las demoras para recibir la licencia ambiental, se podría aplicar una causal de terminación anticipada por fuerza mayor.

Lo anterior llevaría a que se reverse el proyecto a la Nación y se liquide el contrato de concesión.

Tribunal y avances

No obstante, para el presidente de la ANI, el argumento de Covimar ya no tiene piso.

Lea también: Corficolombiana amplía detalles sobre proyecto Mulaló-Loboguerrero y otros sectores estratégicos

“El fondo de la discusión es sobre la persistencia o no de la fuerza mayor. Nosotros decimos que si bien existió, ya se superó, y ellos aseguran que se mantiene”, dijo.

La Concesionaria Nueva Vía al Mar pidió reversar el contrato, argumentando temas de fuerza mayor. Foto: Covimar

Por esta controversia, en agosto del año pasado, el concesionario instauró una demanda contra el Gobierno ante un tribunal de arbitramento.

Con esto, pretenden que se declare la terminación del contrato y se proceda con la reversión y liquidación del mismo, lo que llevaría a comenzar un proceso licitatorio desde ceros.

A la fecha, el contrato -de $1,9 billones- no tiene avances en su fase de construcción, aunque el concesionario ha avanzado en trámites prediales, sociales y ambientales.

El corredor Mulaló – Loboguerrero cuenta con 16,3 km en calzada sencilla, 4,2 km en doble calzada y cinco túneles bidireccionales.

Además, incluye la construcción de cuatro puentes peatonales y 47 vehiculares, así como cuatro intersecciones a nivel y desnivel, entre otras obras y actividades.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias