Demanda de petróleo enfrenta riesgos; habría escasez de suministro: Wood Mackenzie

Wood Mackenzie, una empresa de Verisk, en su más reciente informe de mercados petroleros, reveló que la forma y alcance de los brotes virales y las respuestas de los gobiernos suponen un riesgo a la baja para la recuperación económica y la demanda de petróleo en 2022. Lea más de petróleo.

Además, con la aceleración del ritmo de la inflación en el cuarto trimestre del año pasado, el consumo podría verse obstaculizado aún más, lo que generaría un riesgo a la baja tanto para el crecimiento económico como para la economía y movilidad personal.

La política de electrificación de vehículos y el ritmo de adopción durante 2022 tendrán ramificaciones en la demanda mundial de combustible para el transporte en esta década y más allá. El subsidio de vehículos eléctricos de China se eliminará a fines de 2022, luego de una extensión de dos años como respuesta a la pandemia.

Wood Mackenzie espera que las ventas de vehículos eléctricos en China sigan creciendo con fuerza, del 6 % en 2020 al 15 % en 2021 y al 19 % en 2022.

Las enmiendas propuestas por Europa a la directiva de impuestos sobre la energía eliminan las exenciones de impuestos sobre los combustibles de transporte marítimo y de aviación vendidos dentro del Espacio Económico Europeo (EEE) y para su uso dentro del EEE a partir de 2023.

Según Wood Mackenzie, esto requiere la aprobación unánime de los estados miembros, por lo que será algo a tener en cuenta en 2022.

Recomendado: China y EE. UU. acuerdan liberar reservas de petróleo cerca del Año Nuevo Lunar

Suministro de petróleo se alinea para un fuerte crecimiento

Se espera que la oferta mundial para 2022 crezca en 4,8 millones de barriles por día (b/d), superando ligeramente el crecimiento de la demanda. No se prevé escasez de suministro para este año.

Se espera que los países fuera de la Opep contribuyan con casi la mitad del crecimiento de la oferta mundial de petróleo, siendo América del Norte el principal contribuyente, con ganancias de Canadá y Estados Unidos, incluido el Golfo de México.

A diferencia de 2021, se espera que la producción de crudo Lower 48 de Estados Unidos muestre un crecimiento interanual. Sin embargo, los operadores todavía están enfocados en pagar la deuda y devolver los fondos a los inversores. La presión inflacionaria también podría afectar los niveles de actividad.

De acuerdo con Wood Mackenzie, en otros lugares, las principales fuentes de crecimiento fuera de la Opep son Rusia, Brasil, que debería rendir después de un decepcionante 2021, y el Mar del Norte, donde se esperan fuertes ganancias en la producción.

Política de Opep+ continuará según lo planeado

Se espera que continúe el acuerdo Opep+ para aumentar la producción en todo el grupo en 400.000 b/d cada mes, hasta septiembre de 2022. Pero los productores de la Opep+ tienen la intención de reunirse cada mes para examinar los fundamentos y ajustar según sea necesario si la demanda es diferente a la esperada.

Recomendado: Producción de petróleo de EEUU superará 12,4 millones de barriles en 2023

La vicepresidente de Wood Mackenzie, Ann-Louise Hittle, aseguró que “se prevé que la producción total de petróleo crudo de la Opep aumente dos millones de b/d a 28,3 millones de b/d en 2022 en comparación con el año pasado, y también se esperan ganancias en la producción de petróleo de Rusia.

“Predominará una gestión cuidadosa en las reuniones mensuales de la Opep+ y se espera un crecimiento general, incluso si algunos de los productores más pequeños de la Opep no pueden mostrar ningún aumento o incluso ver disminuciones en la producción. Todavía es posible un lapso en la gestión del mercado porque el grupo tiende a utilizar indicadores rezagados, como la tasa de llenado de existencias, para tomar sus decisiones”, precisó la directiva.

Demanda global elevó utilización de refinación

2021 se caracterizó por fracciones ligeras, destilados medios débiles y la puesta en marcha más lenta de lo previsto de varios proyectos de refinación importantes, en particular los de Oriente Medio, señaló el informe de Wood Mackenzie.

El vicepresidente Alan Gelder indicó que están monitoreando de cerca las actividades en Jazan en Arabia Saudita, Al-Zour en Kuwait junto con Jieyang y Shenghong en China y Vizag en India, ya que esto marcará una diferencia sustancial en los saldos de oferta y demanda del este de Suez.

“Sin embargo, la adición de capacidad más grande y significativa es la refinería Dangote de 650.000 b/d en Nigeria, cuya puesta en marcha está actualmente programada para mediados de 2022. A pesar de estas inversiones, el crecimiento de la demanda global superará estas adiciones de capacidad en 1,6 millones de b/d. elevando la utilización y mejorando los márgenes de refinación”, precisó el documento.

Recomendado: Fondos de inversión elevaron sus apuestas por recuperación del petróleo

Y añadió que “sin embargo, la nueva normalidad es un rango de márgenes más bajo que el disfrutado antes de la pandemia, ya que la utilización global se mantendrá por debajo de los niveles de 2019″.

Los desarrollos en las políticas de China sobre su capacidad neta de refinación (particularmente aquellos agregados ilegalmente), las cuotas de importación de crudo y exportación de productos refinados, así como la puesta en marcha de sus unidades de Deshidrogenación de Propano (PDH), serán áreas a observar.

Calificación alta de cartera downstream podría ralentizarse

A pesar de la necesidad de una mayor racionalización de la cartera por parte de las grandes petroleras, los planes para deshacerse de las refinerías podrían perder fuerza en 2022.

Las grandes empresas y los actores regionales clave podrían tener el desafío de encontrar suficiente interés por parte de los compradores e inversionistas, ya que las desinversiones de los activos más atractivos de su cartera han perdido fuerza.

Según el informe, las empresas podrían retrasar las ventas de la refinería y centrarse en un compromiso continuo con la reducción de costos y la mejora del rendimiento, mientras desarrollan estrategias de transición energética más detalladas.

Recomendado: Perspectiva de petróleo y gas en América Latina se estabilizará en 2022 tras recuperación de precios

Alternativamente, más anuncios de conversiones de refinerías a terminales y bio-sitios son algo a tener en cuenta. Las refinerías se verán presionadas por los accionistas y los gobiernos para diseñar estrategias para reducir su huella de carbono.

Para Wood Mackenzie, el impacto de los costos del carbono en las ganancias de las refinerías es una amenaza muy real, que podría conducir a más cierres de refinerías en 2022, ya que estos costos no pueden transferirse a los consumidores sin el respaldo regulatorio.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias