Premercado | Bolsas en mixtos tras decisiones de bancos centrales y resultados empresariales

ASIA

La Bolsa de Tokio cerró este viernes con un avance de 2,09 % de su principal indicador, el Nikkei, motivado por la caza de gangas y recuperándose de una semana de pérdidas, más de 3 % la víspera, y tras tocar su nivel más bajo en catorce meses. Lea más de Premercado.

Según EFE, el Nikkei avanzó 547,04 puntos, hasta los 26.717,34 enteros, mientras que el índice más amplio Topix, que agrupa a los valores con mayor capitalización, los de la primera sección, ganó 34,45 puntos, un 1,87 %, hasta los 1.876,89 enteros.

El selectivo referencial, que en la víspera rozaba su nivel más bajo desde noviembre de 2020 debido a las perspectivas de subida de tipos en Estados Unidos, abrió al alza a la captura de gangas y avanzó más de 500 puntos llegada la media sesión, recuperándose en parte de la caída del más de 3 % la víspera.

Entre tanto, el índice de referencia de la Bolsa de Shanghái cerró con pérdidas de 0,97 % al ceder 32,81 puntos hasta los 3.361,44. Por su parte, el otro parqué de la China continental, el de Shenzhen, cedió 70,78 unidades (-0,53 %) y finalizó con 13.328,06.

La Bolsa de Seúl registró este viernes una subida del 1,87 % en su principal indicador, el Kospi, por la caza de gangas, tras cinco jornadas consecutivas a la baja y después de tocar su nivel más bajo de los últimos catorce meses.

De acuerdo con EFE, el Kospi avanzó 48,85 puntos, hasta situarse en 2.663,34 unidades, en una sesión en la que se movieron 13,6 billones de wones (10.586 millones de euros). El índice de valores tecnológicos Kosdaq también subió un 2,78 %, o 23,64 puntos, hasta 872,87 enteros.

EUROPA

Las principales bolsas europeas volvían a caer el viernes, ya que la preocupación por un repentino cese de los estímulos de los bancos centrales y las crecientes tensiones entre las potencias occidentales y Moscú seguían llevando a las acciones mundiales a uno de sus peores comienzos de año.

Según Reuters, los resultados de Apple animaron un poco a los maltrechos mercados tecnológicos y estadounidenses, pero los operadores se esforzaban por trazar una línea bajo una liquidación global que se ha arraigado con firmeza.

El índice paneuropeo Stoxx 600 perdía cerca de 1 %, en camino hacia su cuarta caída semanal consecutiva. El principal índice mundial de Msci ha cedido más de un 8% en el mes, mientras que el dólar se dirigía a cerrar su mejor semana en siete meses por las apuestas de que las tasas de interés en Estados Unidos podrían subir hasta cinco veces este año.

La perspectiva de una subida más rápida o mayor de las tasas en Estados Unidos contribuyó a que el dólar tuviera su mejor semana en siete meses. El dólar se apreciaba a 115,43 yenes, acercándose a su máximo de este año de 116,34, tocado el cuatro de enero.

Por su parte, el euro retrocedía y seguía cerca de su mínimo en 20 meses, a 1,1133 dólares. El rendimiento de los bonos referenciales a diez años del Tesoro estadounidense avanzaba a 1,82 %, frente a 1,80 % del cierre de la víspera. El retorno de las notas a dos años, más sensible a las expectativas de subidas de tasas, alcanzó 1,19 %.

De acuerdo con Reuters, los precios del crudo certificaban su sexta subida semanal, en medio de la preocupación por la escasez de suministros, ya que los principales productores continúan con su política de aumento limitado del bombeo en medio de la creciente demanda de combustible.

EE. UU.

Las acciones estadounidenses estaban a punto de sufrir una cuarta pérdida semanal consecutiva mientras los inversores analizaban las ganancias de Chevron y Caterpillar y esperaban el indicador de inflación preferido por la Reserva Federal.

De acuerdo con The Wall Street Journal, los futuros del S&P 500 fluctuaron, agregando 0,1 %. El indicador de referencia de las acciones de gran capitalización ha caído 1,6 % durante la semana, encaminándose a su racha de pérdidas más larga desde septiembre de 2020.

Los futuros del Nasdaq-100 centrado en la tecnología subieron 0,5 % y los contratos del Promedio Industrial Dow Jones se cerraron planos. Los futuros pueden ser volátiles y no siempre son un indicador confiable de dónde aterrizarán los índices bursátiles en la campana de apertura.

Por su parte, la Reserva Federal de Estados Unidos claramente telegrafió un aumento de las tasas de interés en marzo después de su reunión de esta semana, pero el ritmo de lo que sigue puede seguir siendo nublado mientras los funcionarios esperan ver cómo reaccionan la inflación, la pandemia de coronavirus y la economía en general. en los próximos meses, según Reuters.

En ese entorno, dijeron exfuncionarios de la Fed, puede ser difícil, incluso imprudente, que la Reserva Federal se vincule al tipo de promesas prospectivas empleadas en el pasado para comunicar sus planes, con palabras como “gradual” que se usa en la Fed en las declaraciones de política para transmitir las expectativas de alzas cada trimestre.

PETRÓLEO

Los precios del petróleo subían este viernes, encaminándose a su sexta semana consecutiva de ganancias, debido a que las tensiones geopolíticas siguen generando preocupaciones sobre los suministros.

Según información de Reuters, a las 1013 GMT, los futuros del crudo Brent subían 63 centavos, o 0,7 %, a 89,97 dólares por barril, luego de tocar los 91,04 dólares el jueves, su cota más alta desde octubre de 2014.

Los futuros del West Texas Intermediate (WTI) de Estados Unidos ganaban 49 centavos, o 0,6 %, a 87,10 dólares. El WTI también alcanzó un máximo de siete años, a 88,54 dólares, más temprano en la sesión.

El Brent y el WTI se encaminan a anotar la que sería su mayor racha de ganancias semanales desde octubre. La escasez de suministros ha llevado a la estructura a seis meses del mercado para el Brent a una marcada backwardation de 6,33 dólares por barril, la más amplia desde 2013.

Esto significa que los niveles actuales de precios son mayores que los de los próximos meses, lo que alienta a los operadores a liberar crudo de almacenes para venderlo rápidamente.

De acuerdo con Reuters, las ganancias de los precios se han visto limitadas por el fortalecimiento del dólar estadounidense, que va camino de su mayor alza semanal en siete meses debido a las expectativas de tasas de interés más altas.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias