Enel-Codensa instaló los primeros postes ecológicos del país

Enel-Codensa instaló 22 postes de distribución de energía que incorporan concreto recuperado en su fabricación, hasta por 136 kg cada uno.

El plan piloto se realizó en la localidad de Usme y forma parte de la estrategia de Economía Circular del Grupo Enel, al aportar a los pilares estratégicos de entradas circulares y nuevos ciclos de vida. Vea más en Valora Sostenible.

Enel-Codensa instaló 22 postes ecológicos en la localidad de Usme, los primeros de este tipo en Colombia. Los nuevos postes de distribución de energía eléctrica están fabricados con agregados de concreto recuperado proveniente de aquellos que finalizaron su vida útil.

Recomendado: Con este sistema de puntos puede ahorrar en su factura de energía eléctrica

Un compromiso con la Agenda 2030

Esta iniciativa forma parte de la estrategia de Economía Circular del Grupo Enel, pues involucra el uso de materiales recuperados en la fabricación de nueva infraestructura (entradas circulares) y garantiza la recuperación de material residual para la creación de nuevos elementos (nuevos ciclos de vida). 

Además, la Compañía reafirma su compromiso con la Agenda 2030 de las Naciones Unidas, especialmente con los Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) número 9 (Industria, innovación e infraestructura), 12 (Producción y consumo responsable) y 13 (Acción por el clima).

El gerente de Enel-Codensa, Francesco Bertoli, aseguró que “esta iniciativa demuestra que las empresas podemos contribuir al desarrollo sostenible del entorno mediante la aplicación de la Economía Circular en nuestra cadena de valor. En este caso, cada poste ecológico tiene un peso promedio de 1.300 kg, de los cuales 136 kg provienen de concreto recuperado; una cifra que cobra mayor relevancia si tenemos en cuenta que anualmente instalamos cerca de 10 mil postes de distribución de energía y que, en un futuro, podríamos llegar a evitar la extracción de 1.360 toneladas de arena y grava”.

Cabe destacar que los postes ecológicos tienen la misma capacidad, resistencia y durabilidad que los tradicionales, pudiendo sostener redes eléctricas de baja y media tensión, telemáticos y transformadores.

Además, su vida útil también alcanza los 20 años y el 90% del concreto puede ser recuperado para la fabricación de nueva infraestructura. “Con este plan piloto demostramos que sí es posible lograr la circularidad de los materiales y su reincorporación en ciclo de vida, cumpliendo todos los estándares de calidad, resistencia y seguridad requeridos para la distribución de energía eléctrica”, puntualizó Bertoli.

La producción de esta infraestructura amigable con el medioambiente fue posible gracias al trabajo articulado entre Enel-Codensa y sus aliados estratégicos: Lito S.A.S. en la fase de destrucción de los postes antiguos y la separación de los materiales – quien a su vez trabaja con Granulados Reciclados de Colombia (Greco) en la recuperación y granulado del concreto – y Serrano Gomez Pretecor, empresa encargada de la fabricación de los postes ecológicos.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias