Fitch se refiere a Plan Financiero de Colombia; perspectivas se concentran en elecciones

Fitch Ratings se refirió al Plan Financiero dado a conocer por el Ministerio de Hacienda de Colombia el pasado 4 de febrero. En un primer esbozo, la agencia de calificación destaca que los resultados fiscales de Colombia en 2021 mejoraron por un PIB nominal más fuerte de lo previsto.

Sin embargo, las perspectivas a mediano plazo se verán influenciadas, explica la firma, por las elecciones a finales de este año.

Resalta Fitch el hecho de que el déficit fiscal del gobierno central estimado para 2021 fue del 7,1 % del PIB, 0,7 puntos porcentuales menos que en 2020 y 0,5 puntos porcentuales menos que la estimación del gobierno de diciembre.

“Esto implica un déficit para 2021 de alrededor del 6,5 % del PIB, en comparación con el pronóstico de 7,3 % de Fitch de diciembre. La previsión de déficit del gobierno para diciembre fue en sí misma 1,5 puntos porcentuales inferior a lo presupuestado originalmente”, agregó Fitch en su más reciente comentario.

Con base en los datos, Fitch prevé entonces que el crecimiento del PIB nominal estimado está en un 17,5 %, lo anterior al tiempo que los ingresos brutos crecieron casi un 19 %, “mientras que el gasto estuvo en línea con el presupuesto, pero ascendió al 23,4 % del PIB frente a la estimación presupuestaria del 24,8 %, debido al fuerte crecimiento”.

Manejo de la deuda

Ahora, del lado de la deuda del gobierno central en relación con el PIB cayó a 63,8 % en 2021 desde 64,7 % en 2020, en gran parte debido al alto crecimiento del PIB nominal. Y, teniendo de fondo este análisis, “si se replica al nivel general, el índice disminuiría a alrededor de 57,4 %, en línea con la mediana ‘BB’ y mejor que nuestro pronóstico de diciembre de un aumento a 59,5 %”, agrega el análisis.

Recomendado: Plan Financiero Colombia 2022: sensaciones y expectativas para analistas

Con todo esto, Fitch advierte que el déficit de 2020 estuvo en línea con la mediana ‘BB’, “pero los déficits de 2021-2022 serían superiores al 5,2 % estimado y las medianas previstas del 4 %”.

Al igual que varios de los analistas que se han referido al Plan Financiero de Colombia, Fitch espera una mayor reducción del déficit en 2022, pero qué tanto baje también va a depender de cuánto gasto se mantenga para apoyar la economía, esto último a manos del nuevo gobierno.

“Las rigideces del gasto significan que podrían ser necesarias más medidas de ingresos para asegurar una reducción significativa de la deuda más allá de 2023 y para cumplir con los objetivos de saldo primario provisional en la regla fiscal actualizada. El aumento de las tasas internas y estadounidenses aumentará los costos del servicio de la deuda (casi el 40 % de la deuda está denominada en moneda extranjera)”, agrega Fitch.

Si bien para Fitch los precios más altos del petróleo y los ingresos por turismo podrían impulsar las las exportaciones, habrá una caída del ingreso por concepto de remesas. Con esta previsión, el déficit en cuenta corriente caerá al 5 % del PIB este año, desde un 5,6 % estimado en 2021.

El punto al que vuelve Fitch es el desenlace de las elecciones tanto en Congreso, como en Presidencia.

Justamente sobre este punto, Fitch concluye diciendo que: “ningún candidato presidencial, incluido el actual favorito, el izquierdista Gustavo Petro, se postula con una plataforma antisistema. Parece probable que el Congreso permanezca fragmentado y en gran medida centrista, lo que requerirá la creación de consenso para aprobar la legislación. Un banco central independiente y un poder judicial autónomo proporcionarán controles y contrapesos”.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias