Subasta renovables Air-e: firmó contratos con 4 firmas internacionales por 200 MW

La compañía del sector eléctrico, Air-e, que opera en la región Atlántica de Colombia, calificó como exitosos los resultados de su primera subasta de energías renovables anunciada desde el último trimestre de 2021. Lea más de energía.

Cabe recordar que es la primera vez que una compañía de distribución de energía busca, de manera autónoma, apoyar y complementar las iniciativas del Gobierno Nacional para impulsar la transición energética en el país.

¿Cuáles fueron los resultados de Air-e?

En el resultado de la subasta, se adjudicaron firmas internacionales como la multinacional Mainstream Renewable Power (Irlanda) y Abo Wind (Alemania) con experiencia en proyectos renovables alrededor del mundo.

Asimismo, en los próximos días Air-e entraría a firmar contratos de largo plazo con estas compañías y con las multinacionales Cox Energy (España) y Greenyellow (Francia).

De esta manera, se va a viabilizar la construcción de proyectos solares en los departamentos de Bolívar, Magdalena, Sucre y Tolima.

A partir de esta iniciativa, Air-e, como el operador de red que atiende los clientes de los departamentos de Atlántico, Magdalena y La Guajira, “toma un rol activo en la ruta de la transición energética, pues propone esquemas para que sus usuarios no solo tengan mejores tarifas, sino energía proveniente de fuentes limpias”, manifestó la compañía.

Al respecto, Jhon Jairo Toro, gerente general de Air-e, relató que la subasta dispuso una asignación final de cerca de 200 megavatios (MW), lo cual equivale al consumo de más de 170.000 familias. Esto significa una reducción de emisiones por más de 128.000 toneladas de CO2 al año o a la siembra de casi 700.000 árboles.

“Con estas convocatorias, Air-e actúa como pionera en la organización de subastas privadas en el país con el fin de promover la construcción y operación de proyectos renovables”, precisó la firma.

Recomendado: Air-e anunció número de precalificados para su subasta de renovables en Colombia

Todo esto, permite dar paso a la financiación de los proyectos y facilitar la expansión del sistema de generación con proyectos renovables para que Colombia cumpla sus compromisos de mitigación y adaptación al cambio climático.

“Esta subasta representa un importante hito para la compañía, sus usuarios y el país; pues se logra acceder a precios más competitivos que los vistos recientemente para el largo plazo, reducir la dependencia a los aportes hidrológicos en los embalses, contribuir con la transición energética construyendo una matriz de generación más resiliente y, aportar a la generación de empleo y al desarrollo económico en Colombia”, sostuvo el ingeniero Jhon Jairo Toro.

Los precios

En materia de precios este nuevo mecanismo de subastas fomenta una mejor formación y da señales de largo plazo, las cuales son necesarias para el desarrollo y maduración del mercado de energía en Colombia, dado que usualmente los contratos se cierran a periodos menores de cinco años.

Por los beneficios que se lograron identificar con esta primera subasta liderada por Air-e, y luego de escuchar las inquietudes de inversionistas internacionales sobre la necesidad de que el mercado tenga un mecanismo de compra de energía al largo plazo, la empresa informó que institucionalizará esta subasta y espera realizarla periódicamente.

Sin embargo, aún no se conocen los montos que invertirán cada una de las empresas adjudicadas, tampoco cuáles serán puntualmente los proyectos y en qué zonas se realizarán específicamente.

Vale recordar que el tres de diciembre de 2021 se conocieron los pliegos y condiciones definitivas de esta subasta.

Las estimaciones le apuntaban a sumar más de 5.000 megavatios de energía en proyectos solares y eólicos. Entre tanto, el cronograma definitivo ajustado contemplaba la recepción de los documentos de precalificación para el 28 de diciembre de 2021 y las ofertas para el 22 de enero de 2022.

Recomendado: 35 firmas nacionales y extranjeras interesadas en vender energía renovable a Air-e

Air-e, en su momento, luego de analizar los comentarios enviados por los potenciales interesados definió la fecha de puesta en operación esperada para los proyectos que deseen participar, cambiando de enero de 2023 a enero de 2024.

Con este cambio se permite que los desarrolladores puedan tener un mejor manejo de los riesgos, más tiempo para terminar el desarrollo y condiciones más favorables que las actuales para el suministro de los equipos.

Además, dentro de los incentivos en la subasta existe la posibilidad de extender la vigencia del contrato más allá de los 15 años iniciales y dependiendo de la entrada anticipada de los proyectos se abre la posibilidad de extender el periodo de suministro hasta por 20 años.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias