Fábricas de Productividad, la catapulta de las empresas en Colombia

Fábricas de Productividad, una iniciativa impulsada por Colombia Productiva, tiene el foco puesto en ayudar a las empresas a producir más y mejor; programa que se convirtió en poco tiempo en referente en América Latina y el Caribe las por consultorías especializadas. Lea más de empresas.

El programa, de acuerdo con Camilo Fernández de Soto, presidente de Colombia Productiva, aporta al propósito de mejorar la productividad, uno de los caminos para acelerar el crecimiento del país teniendo como base empresas más productivas, competitivas, rentables y sustentables.

Vale mencionar que las Fábricas de Productividad se componen de tres pilares que se articulan entre sí para promover la productividad desde las regiones, lo que resulta determinante para elevar los niveles de productividad en Colombia e impactar en el bienestar de sus habitantes.

 

Presencia en el territorio colombiano

Soto destacó que llevar asistencia técnica a las empresas para lograr regiones produciendo más y mejor fue un desafío al que Fábricas de Productividad se enfrentó con el apoyo de las cámaras de comercio, Confecámaras y Acopi.

Recomendado: Productividad en Colombia fue del 1,19 % en 2021

La convicción compartida de que era posible construir un modelo de atención con presencia en los 32 departamentos permitió que, en 2018, se creara una red de coordinadores regionales que ya suma 58 entidades aliadas, a través de las cuales empresas de todas las regiones pueden acceder a una oferta de servicios especializados para mejorar sus indicadores de productividad.

“Este modelo de atención es unos de los principales diferenciales de Fábricas de Productividad y le ha permitido convertirse en el programa de extensionismo tecnológico de mayor impacto y escala de América Latina y el Caribe”, precisó el funcionario.

Entre tanto, la confianza en Fábricas de Productividad ha permitido impactar de manera representativa en el tejido empresarial, de acuerdo con Colombia Productiva. Empresas pequeñas, medianas y grandes han participado y a la fecha se registran más de 4.070 intervenciones.

La perspectiva para 2022 le apunta a ampliar a las microempresas en el país. El compromiso es ayudar a mejorar en 8 % los indicadores de productividad de las compañías participantes; meta que se cumple y es superada en las nueve líneas de servicio del Programa.

Hay que decir que, en promedio, el incremento de la productividad de las empresas intervenidas es de más de 31 %. Estos resultados han motivado la articulación de nuevos aliados y la participación de más empresas. Además, un porcentaje importante de las beneficiadas se inscribe nuevamente para seguir optimizando sus procesos internos y elevando su competitividad.

Líneas de servicio

Para atacar el corazón de los problemas de productividad de las empresas se han diseñado nueve líneas de servicio pensadas en atender sus principales desafíos de productividad y los de sus regiones.

Recomendado: SGS y Fenalco Colombia firman acuerdo por la productividad del comercio

Según Camilo Fernández de Soto, presidente de Colombia Productiva, la selección de líneas de servicio ha sido uno de los factores de éxito del Programa, puesto que ha probado ser pertinente y eficaz, de acuerdo con Fedesarrollo.

Por ejemplo, hallazgos en el análisis del Programa han evidenciado que los resultados que se han obtenido en líneas de servicio como Productividad operacional y Gestión comercial han impactado positivamente en la productividad laboral de las beneficiarias.

También se encuentran diversas correlaciones positivas entre la productividad laboral de cada departamento y su desempeño en variables que, cabe esperar, sean favorablemente impactadas por las líneas de Fábricas de Productividad.

Además, el Programa logra ser más eficiente que Japón, EE. UU., Chile y Marruecos, comparando inversión de recursos públicos versus empresas atendidas en extensionismo.

 

De otro lado, en evaluaciones hechas por entidades como Fedesarrollo y UT Econometría – SEI se concluye que el Programa cuenta con “altos estándares de diseño, una percepción de efectividad alta y coherencia con la política pública”. Adicionalmente, se señala que “ha logrado incrementos en cada uno de los indicadores definidos como meta; los resultados son positivos en todas las dimensiones observables”.

Estos conceptos adquieren relevancia en la medida en que permiten identificar buenas prácticas y acciones de mejora para consolidar fortalezas técnicas y operativas en el Estado colombiano -con el ánimo de mejorar este y otros programas de naturaleza similar-, así como garantizar la relación costo-eficiencia desde la perspectiva del gasto público.

Recomendado: Proponen hacer ajustes al programa Fábricas de Productividad

Finalmente, vale destacar que uno de los pilares sobre los que se cimienta Fábricas de Productividad consiste en establecer mecanismos que permitan acercar la oferta del sector Comercio, Industria y Turismo y otros actores públicos y privados a las necesidades de las empresas.

De esta manera, de acuerdo con presidente de Colombia Productiva, el Programa aporta al fortalecimiento del aparato productivo no solo a través de los servicios de asistencia técnica especializada que ofrece, sino que orienta a las empresas sobre la oferta institucional que atienda otras necesidades de la empresa y les permita seguir creciendo.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias