Fitch rebaja previsión de PIB mundial para 2022 por factores como alta inflación

Según la calificadora, las perspectivas de crecimiento del PIB mundial se han deteriorado significativamente a medida que se intensifican los desafíos inflacionarios.

Fitch agrega que, también, la invasión rusa de Ucrania amenaza el suministro mundial de energía. La Perspectiva económica global de marzo de 2022 de Fitch Ratings prevé una reducción del crecimiento del PIB mundial en 2022 y fuertes revisiones al alza de las previsiones de inflación. Ver más noticias macroeconómicas.

“La inflación mundial ha vuelto con fuerza después de una ausencia de al menos dos décadas. Esto comienza a sentirse como un momento de cambio de régimen de inflación”, dijo Brian Coulton, economista jefe de Fitch Ratings.

Un shock de suministro global potencialmente enorme que reducirá el crecimiento y aumentará la inflación está golpeando la recuperación de la pandemia posterior a Covid-19. La invasión de Ucrania por parte de Rusia y las sanciones económicas contra Rusia que siguieron han puesto en riesgo el suministro mundial de energía. Parece poco probable que las sanciones sean rescindidas en el corto plazo.

Rusia suministra alrededor del 10% de la energía mundial, incluido el 17% de su gas natural y el 12% de su petróleo. El salto en los precios del petróleo y el gas aumentará los costos de la industria y reducirá los ingresos reales de los consumidores. La escasez absoluta y el racionamiento de energía son posibles en Europa si hay una interrupción abrupta del suministro ruso. Los precios más altos de la energía son un hecho.

La proyecciones de Fitch

Fitch ha recortado su previsión de crecimiento del PIB mundial para 2022 en 0,7 puntos porcentuales hasta el 3,5 %, con la eurozona recortada en 1,5 puntos porcentuales hasta el 3,0 % y EE. UU. en 0,2 puntos porcentuales hasta el 3,5 %. Esto refleja el lastre de los precios más altos de la energía, pero también un ritmo más rápido de aumentos de las tasas de interés de EE. UU. de lo previsto anteriormente. Fitch ha revisado a la baja el crecimiento mundial para 2023 en 0,2pp hasta el 2,8%.

Lea tambie: Fitch: Propuestas radicales de Gustavo Petro van a ser casi imposibles políticamente en Colombia

Rusia suministró alrededor de una cuarta parte del consumo de energía primaria de la eurozona en 2019. Esto equivale a la participación de la producción de petróleo de la OPEP en la producción mundial de energía primaria en 1973. La diversificación hacia otras fuentes llevará tiempo. “La inflación de la eurozona promediará el 5 % en 2022 debido al aumento de los precios del gas en la UE. Es probable que haya cierto apoyo fiscal para amortiguar el impacto.”

La exposición de EE. UU. a la energía rusa es mucho menor, pero el aumento de los precios mundiales del petróleo se suma a lo que ya se estaba convirtiendo en un importante problema de inflación. Los precios de los bienes de consumo siguen aumentando considerablemente y la inflación de los servicios ha alcanzado un máximo de 30 años a medida que los alquileres se aceleran y el crecimiento de los salarios se acerca al 6 %. La preocupación de los hogares por la inflación está aumentando. “Ahora esperamos que la inflación del IPC de EE. UU. alcance un máximo del 9 % y un promedio del 7 % para todo el año.”

La Fed ya se había vuelto agresiva antes de la invasión de Ucrania. “Ahora esperamos un total de siete subidas de tipos en 2022 y que el tipo de interés de los fondos federales (superior) vuelva al 3 % a finales de 2023. El BCE también ha señalado un final anticipado de las compras de activos en el 3T22 y ahora esperamos que eleve la tasa de las operaciones principales de refinanciación en 25 pb en el 1T23.”

El Banco Popular de China, por el contrario, está en modo de relajación con la inflación aún baja. Se esperan más recortes en la tasa de interés y el índice de requisitos de reserva (RRR) y una importante relajación fiscal.

Los desafíos inflacionarios y los shocks de oferta podrían afectar mucho más el crecimiento del PIB mundial si provocan un endurecimiento mucho más abrupto de la Reserva Federal, empujan los precios del petróleo a USD 150 por barril durante un período prolongado y se asocian con un racionamiento energético generalizado en Europa.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias