Combatir el cambio climático y transición energética: focos de la minería

El segundo Encuentro Latinoamericano de Minería (Elami), que se llevó a cabo del seis al ocho de abril, cerró con una declaración conjunta que llama a promover una industria “cada vez más unida y cohesionada” frente a los retos y objetivos ambientales que tiene la demanda de minerales por efecto de la transición energética mundial. Lea más de minería.

A través de un documento firmado por las principales asociaciones y cámaras de empresarios mineros de la región, los gremios participantes en Elami reafirmaron unánimemente su compromiso con los aportes de la minería latinoamericana a la transición energética, como rezaba el lema de la cita.

De acuerdo con Juan Camilo Nariño, presidente de la Asociación Colombiana de Minería, entidad que lideró el encuentro, la industria debe buscar “maneras de generar conversaciones ambientales mucho más sinceras y aportar conjuntamente desde el sector privado y público a los compromisos que tenemos en todo el mundo con el cambio climático y el cuidado del medio ambiente”.

Por su parte, María Eulalia Silva, presidente ejecutiva de la Cámara de Minería del Ecuador coincidió en que “en Latinoamérica estamos comprometidos con el desarrollo de una minería responsable y con buenas prácticas que no sólo provea minerales, sino también alternativas de desarrollo para nuestros países”.

Entre tanto, Ángela Grossheim, directora ejecutiva de la Sociedad Nacional de Minería, petróleo y Energía del Perú, indicó que el principal reto de Latinoamérica es “promocionar la industria minera, es un pilar para las economías y desarrollo de nuestros países y por eso es importante seguir generando conversaciones para la promoción de la minería en la región”.

Recomendado: Por 6to año consecutivo subió imagen positiva de minería en Colombia: llegó a 74%

Compromiso ambiental de la minería

Los empresarios reconocieron el papel fundamental que la industria minera ha desempeñado en la historia de Latinoamérica y “que los empleos, divisas, impuestos, regalías e inversiones sociales y ambientales que genera han sido fundamentales en la lucha contra la desigualdad y la superación de la pobreza en donde opera”, asegura el documento de cierre.

“Sin los minerales que América Latina produce, esos compromisos ambientales -más carros eléctricos, más baterías de litio, más turbinas eólicas, más acero para todo lo que necesitamos, etc.- no es posible cumplir”, añadió Nariño.

Los compromisos ambientales, es decir, las acciones encaminadas a combatir el cambio climático, también fueron eje central de varios de los encuentros y mesas de discusión de Elami.

Como conclusión, los empresarios se han comprometido a no ahorrar “esfuerzos para que este sector en Latinoamérica contribuya decididamente a alcanzar más rápidamente los compromisos ambientales y desafíos sociales que enfrenta”.

En esa línea, invitaron a gobiernos y grupos de interés a “alejar los intereses particulares, ideológicos o políticos” para “construir diálogos basados en el conocimiento y la experiencia técnica y, de esa manera, enriquecer el debate público con argumentos sustentados, motivando el mejor entendimiento de nuestra industria a través de ejercicios abiertos, incluyentes y respetuosos”.

Brecha de género

Resalta en la declaración final del segundo Encuentro Latinoamericano de Minería un llamado para liderar “el cierre de las brechas de género” y promover la inclusión en las sociedades de la región.

Recomendado: Minería 2022: 10 tendencias que redefinirán la industria minera y metalúrgica

Según los empresarios, “la diversidad seguirá siendo la fortaleza del sector minero en América Latina”.

“Sabemos que la minería es para todos y todas y por eso, trabajamos día a día en mantener ese rol protagónico que como industria nos ha caracterizado, por ser un sector incluyente y diverso. La conversación que presenciamos en esta segunda versión de Elami nos deja grandes oportunidades para seguir siendo líderes en el tema”, expresa el documento.

Hay que decir que expertos de más de 30 países y más de 2.000 personas participaron durante tres días de jornadas académicas en el Elami, liderado por Colombia.

Entre los temas abordados en la cita estuvieron los aspectos geopolíticos que marcan el nuevo camino por el que debe y empieza a transitar la minería en el mundo, la coyuntura electoral que atraviesa la región, los retos de los gobiernos en minería para los próximos años, los más recientes datos del estudio Brújula Minera y los minerales que serán claves para la transición energética.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias