Elon Musk y Twitter: claves para entender esta movida y la respuesta de la empresa

Foto: Elon Musk/Twitter

Cuatro palabras fueron suficientes para que el multimillonario Elon Musk hiciera tambalear el mercado de las grandes tecnológicas. Lea más en Noticias Empresariales.

“He hecho una oferta”, escribió en su cuenta de Twitter el fundador de Tesla y SpaceX, con lo cual confirmó su intención de quedarse con el 100% de dicha red social.

A través de una oferta pública de adquisición (OPA) hostil, Musk pagaría US$54,2 por acción, es decir, US$43.000 millones por la compañía fundada en 2006 por Jack Dorsey, Biz Stone, Evan Williams y Noah Glass.

Su plan es sacar a Twitter de la bolsa y convertirla nuevamente en una compañía 100% privada.

Tengo la intención de mantener la mayor cantidad de accionistas que permite la ley en una empresa privada, que son alrededor de 2.000 (…). No quiero monopolizar”, afirmó Musk.

A todo o nada

La movida se dio una semana después de que el empresario se hiciera con el 9,2% de la red social en una operación avaluada en US$2.890 millones.

En ese momento, dijo que esperaba trabajar pronto con Parag Agrawal (CEO de Twitter) y la Junta Directiva de la red social, con el fin de realizar “mejoras significativas” en los próximos meses.

Lo que nadie se esperaba era que 10 días después lanzaría una OPA hostil por el total de las acciones.

En mensajes enviados a la Junta de la empresa, Musk aseguró no “estar jugando un partido de ida y vuelta”.

Recomendado: Los consejos de Elon Musk para invertir en tiempos de alta inflación

Y reveló que invirtió en Twitter por su potencial de ser “la plataforma para la libertad de expresión alrededor del mundo”, según un documento de la Comisión de Bolsa y Valores (SEC, por sus siglas en inglés).

Eso sí, fue enfático en decir que, desde que realizó su inversión inicial, se dio cuenta que Twitter “no hará prosperar, ni servirá a este imperativo social en su forma actual”, por lo cual sacó su as bajo la manga.

La OPA de Elon Musk incluye una prima de 54% sobre el valor de las acciones del día anterior en que el empresario invirtió en la firma.

Lea también: Warren Buffet vende parte en acciones de Visa y Mastercard y apuesta por el neobanco Nubank

En el documento de la SEC, Musk señaló que la oferta de US$54,2 por acción tiene una prima de 54% sobre el valor del papel del día anterior en que comenzó su inversión.

“Esta es mi mejor y última oferta y, si no es aceptada, necesitaré reconsiderar mi posición como accionista”, sentenció.  

La posición de Elon Musk sobre Twitter puso a tambalear a la compañía, avaluada en unos US$37.000 millones.

‘Píldora venenosa’

No obstante, durante el fin de semana, la empresa tomó medidas para evitar la toma hostil de parte del hombre más rico del mundo. Para esto adoptó un “plan limitado de derechos de los accionistas”.

Musk reveló sus intenciones a través de documentos de la Comisión de Bolsa y Valores (SEC, por sus siglas en inglés).

Este mecanismo, tomado por la Junta, es conocido como una “píldora venenosa” y pretende frenar las movidas de Musk en la red social.

Le puede interesar: ¿Cuáles son las empresas detrás del éxito de Elon Musk?

En plata blanca, la medida evita que cualquiera tenga más de 15% de la empresa durante al menos un año, según un comunicado enviado a la SEC y publicado en su página web.

“(Esto se da) por la propuesta no solicitada y no vinculante de Musk de adquirir Twitter”, señalaron los altos miembros de la firma.

Lea más en: Jack Dorsey, CEO de Twitter, confirma que renunció a su cargo

La respuesta del empresario no se hizo esperar. A través de su cuenta, criticó a la Junta Directiva de la red y los acusó de no responder a los intereses de los accionistas.

Jack Dorsey, cofundador de Twitter, confirmó a finales del año pasado que renunció a su cargo en la red social.

E, incluso, adelantó que el salario de la Junta será de $0 si su oferta tiene éxito, lo que permitiría ahorros por unos US$3 millones.

La puja se prevé que continúe, al tiempo que surgen nombres de otros interesados por hacer una transacción con Twitter.

Recomendado: ¿Cómo identificar falsos perfiles en redes sociales?

De acuerdo con The New York Post, allí está Thoma Bravo, un fondo de inversión especializado en tecnología con recursos por US$100.000 millones que no estaría interesado en sacar a la compañía de bolsa.

Mientras esto sucede, las acciones de Twitter mantienen una subida importante en la bolsa de EE. UU.: este lunes, la compañía crece 4,67% y se ubica en US$47,15.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias