Entrevista | Codirector Steiner habla de subsidios a la gasolina y expectativas de inflación en Colombia

En el marco del Congreso Fiap Asofondos, que se lleva a cabo en Cartagena, Roberto Steiner, codirector del Banco de la República de Colombia, conversó con Valora Analitik sobre las expectativas de inflación, el crecimiento económico del país y los recientes anuncios entorno al manejo del Fondo de Estabilización de Precios de los Combustibles.

Para Steiner, el manejo del Fondo de Estabilización de Precios de los Combustibles es un tema que toma cada vez más relevancia toda vez que ya se habla de un Decreto para fijar acuerdos con el Gobierno entrante.

En la visión del codirector, se entiende que haya sucedido un aumento en los subsidios de los combustibles: las consecuencias de la pandemia y la escalada de precios del petróleo hacen parte del cóctel.

“Pero una implicación de esa decisión es que, al final, es un subsidio que se convierte en problema fiscal no despreciable. Además de que no es la mejor política distributiva y no es muy consistente con el crecimiento verde”, dijo Steiner.

Para el codirector es entendible que el Gobierno entonces levante la mano y ponga sobre la mesa la necesidad de actuar sobre el tema con decisiones graduales.

Ojo a la inflación

Lo anterior teniendo como telón de fondo que el escenario inflacionario para este año es superior a la meta del emisor, toda vez que el equipo técnico del Banco de la República pronostica que la inflación cerraría 2022 alrededor del 4,3 %, además de que las expectativas sugieren que el alza de precios se corregiría hacia abajo en el mediano plazo, sin llegar a la meta antes de dos años.

Este panorama habría que sopesarlo con el hecho de que, según Steiner, la actividad económica es bastante robusta en Colombia, con la probabilidad de que “el crecimiento en el PIB del primer trimestre no sería menor del 7 %, con un consumo que sigue siendo muy dinámico”, puntualizó Steiner.

Recomendado: Encuesta Fedesarrollo-bvc: suben expectativas de inflación para Colombia a cierre de 2022

Añadió el codirector que es entonces entendible que, con una economía robusta, con una inflación alta y expectativas altas se dé un retiro del estímulo monetario, política que viene liderando el Banco de la República y añadió que hay consenso en que se debe seguir retirando el estímulo monetario. “Si se va a acelerar o no hay que esperar”, puntualizó Steiner.

Aclaró el codirector que el proceso de restricción eventualmente va a tener efectos en la actividad económica y pretender que no existan efectos en la actividad económica por la subida de tasas de interés, para controlar la inflación, es un escenario inviable.

¿Y las tasas de interés?

Ahora, sobre la previsión de ver en Colombia tasas de interés del orden del 8 %, un escenario que era poco contemplativo hace un par de meses, cambió: “porque las noticias no han sido buenas. La inflación y las expectativas de inflación son más altas. Sobre el 8 %, no sé, ojalá no tengamos que llegar hasta allá. Pero tenemos un mandato y será la nueva información la que marque la ruta”, agregó Steiner.

En ese horizonte de expectativas, Steiner confirmó que aún no se discuten los efectos del cierre del Puerto de Shanghai, recordando que una de las consecuencias puede ser la suma de presiones para la inflación. Explicó el codirector que, de momento, no está en la mesa de la Junta pero muy seguramente el informe del equipo técnico del Banco de la República empezará a dar pistas sobre el hecho.

Adicionalmente, Steiner explicó que la reducción del déficit de la cuenta corriente es muy positiva, pero haciendo la salvedad en que las posibilidades de financiación se han complicado, en parte porque los bancos centrales y la Reserva Federal se han vuelto más conservadores.

Finalmente, y sobre el riesgo de estanflación que algunos analistas han advertido para Colombia, Steiner fue enfático en asegurar que el país no está en ese margen, sobre todo teniendo en cuenta que las expectativas de crecimiento económico para Colombia siguen creciendo.

“No estamos ni remotamente cerca de estar ahí. Ahora, ¿me gustaría estar ahí?, pues por supuesto que no, sería siempre algo que se busque evitar”, afirmó Steiner.

Lo que sí recalcó Steiner es que, sin duda, hay retos por no cumplir la meta de inflación (del 3 %): “Una vez que no se cumple la meta es difícil y mucho más retador. Eso es particularmente cierto en una economía tan indexada como la colombiana. La cuenta de cobro por no cumplir la meta es más grande”, concluyó el codirector.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias