Los desafíos que enfrentan las empresas en la postpandemia

Foto: medium.com

En los últimos años el sector empresarial se ha visto afectado directamente en sus ingresos y sostenibilidad por la pandemia que se ha vivido a cuenta del Covid-19. Vea más noticias empresariales

Esto ha causado el cierre de muchas empresas a nivel mundial por las diferentes medidas que se han tomado como la cuarentena, aislamientos, cambios en el modo de trabajo, entre otras, para mitigar los contagios, llevando a los empresarios a tomar medidas radicales y poder enfrenar la situación.

Por eso, las empresas se han visto en la necesidad de pensar en nuevas ideas con el fin de innovar y adaptarse a las diferentes situaciones que se viven en la actualidad.

Innovación en las empresas

Según la Organización de Las Naciones Unida (ONU), la creatividad y la innovación son aspectos fundamentales en este proceso acorde con el informe de la Unesco, “ The First Map of Culture and Creative Industries”, donde al menos en Latinoamérica la creatividad y la innovación generan cerca de 1.9 millones de empleos al año y deja ganancias para las organizaciones de hasta US$124 billones; siendo la innovación un punto fundamental para las organizaciones, permitiéndoles desarrollarse de forma estratégica.

Así mismo, Colombia en la actualidad ocupa el puesto número 68 entre 132 países que se han destacado por sus iniciativas y esfuerzos en materia de innovación, por eso las empresas tienen el reto de crear iniciativas alineadas a acciones que estén a la vanguardia de innovar y transformar los procesos organizacionales.

De otra parte, Talengo una firma global de búsqueda de directivos y consultoría de liderazgo, ha venido asesorando a las principales empresas del país en cómo alinear sus estrategias de negocio con el mejor talento para hacer realidad estos desafíos.

Le puede interesar: Vanguard: así se construye la estrategia inversionista

Este acompañamiento lo realiza a través de estrategias innovadoras que permiten conectar el entendimiento del negocio con los mejores directivos locales e internacionales, que sean capaces de no solo aportar su experiencia funcional, sino también su disposición para adaptarse a un mundo ágil, cambiante y flexible.

Actualmente hablar de innovación empresarial, no solo hace referencia al manejo y aplicación de nuevas tecnologías y herramientas para el funcionamiento estructural de una organización, también se trata de alinear la eficiencia de los procesos con la capacidad del equipo de trabajo, para saber aprovechar estos recursos y enfocarlos a las acciones estratégicas que necesita el negocio en el logro de sus objetivos.

Adaptación a nuevos procesos

La llegada del Covid-19 hizo que las organizaciones se vieran en la necesidad de ajustar su manera de trabajar, donde el cambio de hábitos, procesos y formas de interactuar, obligaron a los líderes a hacer uso de un pensamiento innovador, permitiendo de esta manera desarrollar nuevas formas de llegar al mercado y conectarse con las nuevas necesidades del mundo actual.

Esto llevó a reorganizar modelos de negocio, productos y dinámicas de gestión que facilitaron la conexión con entornos cada vez más digitales.

“La innovación debe ser pensada como la capacidad de salir de la zona de confort, exponerse a retos nuevos y diferentes y poder en lo posible, tener una mirada con apertura a lo desconocido y así desarrollar una visión de negocio para no quedarse solo en responder a una necesidad funcional” afirma Jorge Matiz, socio director de Talengo.

Por lo tanto, los líderes que consideren la innovación como una estrategia en el desarrollo de sus negocios, no solo encontrarán una ventaja competitiva, sino que les permitirá ayudar a posicionar a su equipo y a su organización.

Desde otro punto de vista, además de una visión a futuro y experimentación, la diversidad también es fundamental para desarrollar una estrategia innovadora y creativa

Lea también: Llega primer portal de empleo del sector aeronáutico en Colombia

Claudia Londoño, directora de consultoría de Talengo, afirma que “una gran base de la innovación es la capacidad de ver las situaciones desde diferentes puntos de vista y de capitalizar las inteligencias colectivas, porque cuando se tienen diferencias de género, cultura y generación, la capacidad de innovar se ve impactada”.

Así las cosas, promover esta cultura es ir más allá de innovar en un producto o un negocio, se debe pensar en ofertas de valor únicas que realmente aporten al contexto y coyuntura global, “más que innovar por innovar, las organizaciones deben mantenerse siempre con un valor único frente a las nuevas tendencias y cambios orgánicos que traen las sociedades”, concluye Claudia.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias