Banco Caja Social triplicó clientes digitales entre 2020-22; ve buen escenario de ganancias

Foto: Diego Prieto, presidente del Banco Caja Social.

Diego Prieto, presidente del Banco Caja Social, habló con Valora Analitik sobre los retos que representó la pandemia para el negocio bancario y las perspectivas de ganancias, cartera y nuevos desarrollos digitales. Lea más noticias empresariales

El ejecutivo dijo que el banco existe “con el fin de cumplir el objetivo de la Fundación Grupo Social que es su mayor accionista para darles la oportunidad a los colombianos de ahorrar” y cumplir sus metas.

Inició contando que en el año 2021 el banco pudo consolidarse por quinto año consecutivo con el mayor nivel de satisfacción de clientes y que eso es “evidencia de percepción de los clientes por ser un banco que se diferencia por ser incluyente, transparente”.

Eso, dijo, les ha permitido avanzar en propuestas de valor por ser un banco de segmento para mercados populares, masivos y de pequeñas empresas.

Con ese foco, Diego Prieto aseguró que el Banco Caja Social amplió la oferta de gratuidad en sus productos y considera que es altamente competitivo en el sector financiero colombiano.

El banco, según el ejecutivo, tiene una vocación hipotecaria con énfasis en la Vivienda de Interés Social (VIS) con una proporción de 55 % frente a la no VIS que es del 45 %. El resto del mercado está aproximadamente en 70 %-30 %.

El ejecutivo varias veces mencionó en la entrevista que el “ahorro es el elemento fundamental para apalancar las metas de los clientes” y que en el año 2020 -a pesar de la pandemia- pudo crear 483 mil cuentas de forma digital.

Le puede interesar: Ranking bancos Colombia: Banco de Bogotá y Bancolombia empiezan liderando en 2022

Entre las herramientas que ofrece a los clientes para alcanzar sus metas financieras se encuentra “Mi Ahorro, Mi Crédito” que les permite crear una historia crediticia a los ciudadanos con desembolsos promedio de $1,5 millones. “Fue exitoso en medio de la pandemia”, aseguró.

En ese mismo camino, Prieto destacó que el Banco Caja Social eliminó todos los costos de transacciones con otros bancos y reforzó la política de cero costos para la cuenta de ahorro denominada Cuentamiga.

Alivios por la pandemia

Unos 7.000 clientes del banco tienen el beneficio de aumentar la cobertura de tasa del subsidio Frech durante toda la vigencia del crédito hipotecario.

Fue uno de los pocos, dijo el presidente de la entidad, en condonar los intereses a los clientes y pagó por su cuenta propia durante seis meses entre el 20 % y el 25 % de los créditos invitándolos a tener sus obligaciones al día una vez superada la crisis.

Ese beneficio se dio a unos 600 mil clientes del Banco Caja Social, que son en 2,28 millones.

Esa condonación de interés generó un menor nivel de ingresos por $60 mil millones para el banco y para la Fundación Grupo Social representó “sacar de su bolsillo unos $280 mil millones”, dijo el presidente de la entidad financiera.

Superada la crisis por la pandemia, la entidad financiera generó desembolsos en microcréditos por alrededor de $660 mil millones en 2021.

En general, el Banco Caja Social desembolsó $1,9 billones en 2021 en 145 mil operaciones en consumo, que incluye libranza y crédito a vehículos, entre otros.

De su parte, las pymes recibieron $1 billón, en tanto las empresas del sector construcción recibieron casi $700 mil millones el año pasado.

Esos desembolsos estuvieron acompañados de robustecer el programa denominado “Bienestar Financiero” al que el banco le da trascendencia mayor para ayudar a los clientes a tomar buenas decisiones.

Balance del negocio

Diego Prieto le relató a Valora Analitik que los niveles de provisiones de cartera en el 2020 -en medio de la pandemia- fue de $252 mil millones, en tanto el indicador de cartera vencida fue del 6,6% (por debajo de la industria).

Lea también: Colombia: retos que tendrá el comercio electrónico en los próximos meses

Luego, en el año 2021 las provisiones bajaron a $221 mil millones y el indicador cartera vencida se redujo al 5,9%.

En lo referente a las ganancias, el ejecutivo dijo que la entidad a su cargo generó en el 2019 unos $250 mil millones, que luego bajaron en 2020 a $13 mil millones (con la afectación ya descrita por los alivios a los clientes).

Después, al cierre del 2021, las utilidades del Banco Caja Social subieron a $304 mil millones.

Ello se sumó a niveles de rentabilidad positivos en el 2021 con indicador ROE arriba del 15 % frente al 12 %-13 % del mercado bancario en promedio.

Al 31 de diciembre de 2021 el pasivo del banco era de $15,9 billones, en tanto su activo llegó a los $18 billones.

De esos $15,9 billones, $14 billones provienen de la captación del público, mientras que otros pasivos suman $500 mil millones, aproximadamente. Somos un “banco básico de captación de excedentes” de los clientes, dijo.

Desarrollo digital en la banca

Desde hace años, dijo Diego Prieto, presidente del Banco Caja Social, se estaban modernizando la página web y la app para los clientes.

En el año 2020, cuando llegó la pandemia, el banco estaba “a punto” para enrolar clientes digitalmente.

En ese ejercicio, Prieto destacó que el banco pasó de tener 220 a más de 600 mil vinculados digitalmente.

La entidad llega al mercado y a los clientes por la “tradición de sus negocios con 111 años de historia que nace con el padre jesuita José Campo Amor”.

Visión 2022

Diego Prieto dijo que, como líder de una entidad bancaria, ve en el ahorro una palanca de crecimiento de los hogares que se complementa con cero costos en sus servicios para clientes con cuentas de ahorro.

Se suma la posibilidad que tienen los clientes con la llamada “cuenta para ahorrar con programación y que ofrece mejor rentabilidad”.

Lea más: Tecnoglass hace historia: primera empresa colombiana que cotizará directamente en Bolsa de Nueva York (NYSE)

Espera el ejecutivo que la estrategia de ahorros y clientes se vea reflejada en unos resultados financieros sólidos en el año 2022.

Sin embargo, no desconoció que Colombia viene con altos niveles de crecimiento acompañados de buen comportamiento del consumo, pero hay un escenario de inflación y tasas al alza que podría resentir los resultados del sector financiero.

Finalmente, dijo que enero, febrero y marzo fueron meses de resultados financieros “muy positivos, con buen complemento de la cartera”.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias