Tres opciones de franquicias económicas para emprendedores en Colombia

Las franquicias son un modelo de negocio en el que las personas recurren con el fin de tener su propio negocio. Sin embargo, la pandemia producida por el Covid-19 hizo que muchas de estas hayan tenido que cerrar a causa de las diferentes medidas que se tomaron con el fin de mitigar los contagios.

Así mismo, datos de la Cámara Colombiana de Franquicias (Colfranquicias), indican que durante 2020 se redujo el número de franquicias alrededor del 1,5 %, pero a septiembre del año pasado la recuperación fue significativa y crecieron 4,3 %, motivado principalmente porque las personas decidieron emprender. Vea más noticias empresariales

La modalidad de franquicias existe en Colombia desde hace más de 30 años y es una buena oportunidad de negocios para emprendedores porque no involucran, en su mayoría, trámites engorrosos o extraordinarios.

El Grupo Americano de Franquicias, recomienda esta modalidad porque tiene un modelo probado, una operación exitosa, el respaldo de un franquiciante y no requieren inversiones multimillonarias.

Por su parte, la Feria Internacional de Negocios y Franquicias recomienda pensar bien antes de tomar la decisión, pues se trata de un proyecto de vida que requiere atención, dedicación y compromiso; por eso antes de iniciar una franquicia sugieren: tener un ‘colchón’ económico y el presupuesto para comprarla; conocer los tipos de franquicia que existen y el mercado en el que se va a incursionar; informarse sobre la trayectoria de la franquicia en la que se va a invertir; identificar los plazos de retorno de inversión y tener claros todos los pasos para la ejecución del negocio.

Le puede interesar: BairesDev tiene más de 2.000 vacantes en tecnología en Latinoamérica

Estas son algunas franquicias que durante y después de la pandemia pueden funcionar muy bien para emprendedores con poco presupuesto:

Educación

Según la Unesco en Latinoamérica uno de cada dos niños no alcanza el nivel mínimo de competencias en matemáticas. Así mismo, resultados de un estudio de la firma Randstad, indican que el 75 % de las ofertas laborales de puestos para altos directivos tienen el inglés como requisito fundamental.

Ante este panorama, la educación complementaria y personalizada para niños en inglés, matemáticas y español, se vuelve una oportunidad que un emprendedor puede adquirir a través de franquicias como la que ofrece Kumon en Colombia, una de las más económica en el ámbito académico, flexible para quienes prefieren para sus hijos clases presenciales o virtuales y que además ofrece retorno de inversión en apenas dos años con una inversión de entrada de $4.5 millones, más costos de adecuaciones y capital de trabajo, para un total que ronda aproximadamente los $30 millones.

“Al invertir, un emprendedor se garantiza a sí mismo un salario desde el primer momento y percibe ingresos adicionales por ventas, ya que trabajamos bajo el modelo de autoempleo; adicionalmente, no es necesario contar con conocimientos en el área educativa”, señala David Mahecha, coordinador de expansión de Kumon.

Alimentos y bebidas

Diferentes tipos de marcas de comidas y jugos conforman el 60% de la lista de las 10 franquicias más rentables en Colombia, de la red internacional de consultoría de franquicias, MatchPoint.

Esto demuestra que, a pesar de las restricciones sanitarias propias de la pandemia, los consumidores mantienen su preferencia por comprar bebidas y alimentos preparados. Por esto, los emprendedores ponen la mirada en franquicias que se vislumbran como una buena opción de negocios: Conitos, Cosechas, Jeno’s Pizza, Nativos o Sandwich Qbano.

Otra opción de franquicia que es atractiva para los emprendedores es Juan Valdez, pero cabe indicar que su modelo franquiciado es para la operación internacional, no para el ámbito local colombiano. Además, se requiere un capital de US$3 millones de patrimonio, según detalles de la compañía.

Logística y mensajería

Tan solo el año pasado las ventas a través de comercio electrónico en Colombia alcanzaron $39.8 billones, según reporte de la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico, una cifra 40% superior a la registrada en 2020 cuando inició la pandemia. Calzado, artículos de cuero, productos textiles, utensilios de uso doméstico, artículos deportivos, computadores y equipos periféricos fueron los productos más comprados a través de internet.

Lea también: Colcapital tendrá su V Congreso de Capital Privado y Emprendedor: inicia este martes

Estos números muestran que las franquicias de mensajería cobran valor y la gran oportunidad que representan para quienes quieren emprender, pues cada vez es mayor la cantidad de mercancía que necesita ser despachada; de hecho, en 2021 este sector creció en promedio 39 % gracias al e-commerce.

Para montar una franquicia de este tipo, como por ejemplo Servientrega o Interrapidisimo, se requiere una inversión entre en $8 y 30 millones, dependiendo del tamaño del establecimiento y su retorno depende del flujo de envíos que se procesen.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias