Endeudamiento de colombianos presenta un crecimiento sostenido durante últimos años

El crédito ha tenido una evolución en el país. Vea más noticias empresariales aquí

En el 2010, según información de Asobancaria, la cartera por créditos en el país era de $179 billones y en el 2020 llegó a $524 billones; lo que se traduce en una multiplicación por tres en la última década.

El crecimiento en el uso de esta herramienta financiera ha sido generalizado en todos los niveles socioeconómicos.

Si bien hace años se asociaba el crédito bancario con a los estratos sociales altos del país, ahora es transversal a todos los estratos. Según Experian Datacrédito, el 70,4 % de los préstamos son otorgados a personas estrato 1, 2 y 3; siendo los dos primeros estratos los que más crecen.

Estos cambios en el comportamiento se deben al acceso que han dado al crédito compañías como RapiCredit, fintech de lending, quienes han entregado hasta ahora más de 1’500.000 en préstamos, de manera online, a las personas de menos recursos.

“El uso del crédito ha llegado a poblaciones donde solo la oferta del paga diario era su única opción, y se ha convertido en una opción permanente a través de la cual, no solo resuelven sus necesidades sino también construyen un historial crediticio, base para la incorporación a todo el sistema de consumo a partir del crédito en Colombia”,  señaló Daniel Materón, CEO de RapiCredit.

Adicional a lo anterior agrega, “nuestros modelos de decisión determinan la capacidad de endeudamiento de nuestros clientes, y de esta manera evitamos un sobreendeudamiento que afecte su obligación de pago y por ende su historial crediticio, que en la mayoría de los casos, está apenas en construcción”.

Una parte importante del crecimiento de los créditos en el país, sobre todo apalancado en soluciones fintech, se debe a la ruptura de las barreras que le había impuesto la banca tradicional.

Fintech como RapiCredit tienen la capacidad y el objetivo de otorgar créditos a personas con recursos limitados, que antes se financiaban a través de fuentes no reguladas. Ahora, con esta solución, cuentan con el respaldo legal del sistema financiero nacional.

Recomendado: Banco de Bogotá tuvo $2,3 billones de utilidad neta a marzo; cartera crece 5%

Panomara de demanda de crédito en el país

Para este año se calcula que el crecimiento de la cartera en el país se mantendrá en el orden del 8%, como lo fue durante la última década. Sin embargo, factores como el aumento de la tasa de usura podría golpear el consumo de crédito en lo que resta del 2022.

A pesar de los choques macroeconómicos, producto de las dinámicas actuales a nivel mundial, el crédito en colombia tiene una proyección al alza y espera seguir consolidándose como una herramienta financiera para toda la población.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias