XP: Bonos y mercado de renta variable en América Latina, esto es lo que viene

En un nuevo informe de coyuntura elaborado por XP Investments, la firma analiza lo que ha sido el comportamiento de los bonos latinoamericanos en moneda dura.

Un primer esbozo del análisis permite ver que estos bonos han tenido un año complejo, y los bonos de referencia a 10 años de Brasil, Colombia y México ahora están perdiendo 9,7 %, 11,6 % y 12,1 %, respectivamente. 

Explica XP que, entre las causas, la incertidumbre política está teniendo efectos nocivos en el desempeño de los bonos colombianos. 

“Sin embargo, los diferenciales, con la notable excepción de Colombia, se han mantenido sorprendentemente bien desde el comienzo del año”, advierte el documento. 

Adicionalmente, en el horizonte de expectativas, desde XP prevén que 2022 sea otro año positivo para los precios de las materias primas, después de un 2021 sólido. 

Las otras expectativas

“La fuerte demanda de materias primas vinculada a los esfuerzos de transición energética probablemente seguirá presente en los próximos años”, se lee en el documento.

Puntualmente sobre el comportamiento del petróleo, se prevé que los precios del WTI terminan 2022 en US$100 al tiempo que se estima que la producción de petróleo de Estados Unidos aumente sustancialmente en 2022.

Este fenómeno estará acompañado de un crecimiento económico mundial que se desacelerará a medida que avance 2022, “lo que implica que las tasas actuales de demanda incremental de combustibles fósiles mejorarán un poco en el futuro”, advierte el informe.

En el marco del análisis también se abarcó el hecho de que los mercados de renta variable latinoamericanos han seguido superando a los mercados desarrollados. 

Recomendado: XP: esto condicionó inflación de Colombia en mayo: ¿qué hará el BanRep?

“Incluso después de tener en cuenta el rendimiento superior reciente, las valoraciones de América Latina siguen siendo muy baratas en comparación con sus pares de mercados desarrollados (alrededor de un 50 % más baratas que las de EE. UU.). Nuestra visión débil del dólar estadounidense ha sido arrojada por la ventana tras el deterioro material que han mostrado las condiciones financieras desde el inicio del conflicto entre Rusia y Ucrania”, explica el documento.

El punto está en que la persistencia de precios muy altos de las materias primas, como ya se advirtió, ayudará a mantener los términos de intercambio regionales en máximos de varios años.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias