Cerro Matoso pone su mirada en industria de baterías; elevará producción de ferroníquel

El presidente de la productora de ferroníquel Cerro Matoso, Ricardo Gaviria, reveló en entrevista con Valora Analitik los nuevos proyectos que tiene la empresa ubicada en el departamento de Córdoba al norte de Colombia. Lea más de minería.

Recordó que, a pesar de la crisis económica por la pandemia de Covid-19, fue una de las pocas empresas mineras en el país que no frenó sus operaciones tras demostrarle al Gobierno que apagar los hornos de producción representaba que “se romperían” y las consecuencias de largo plazo serían más graves.

Dijo que, gracias a esa autorización que recibió del Gobierno colombiano, Cerro Matoso pudo ejecutar el mantenimiento de la línea dos de producción en octubre de 2020 luego de aplazarla desde marzo del mismo año cuando se decretó la restricción de movilidad nacional. Para esas labores contrató a 2.500 trabajadores (muchos traídos del exterior) y solo hubo dos casos de Covid-19.

El ejecutivo contó que también en época de pandemia la empresa sacó adelante la licencia ambiental de un nuevo proyecto minero con una inversión de US$18 millones en el municipio de Planeta Rica, en el departamento de Córdoba y que está ubicado a 80 kilómetros de la planta principal de Montelíbano.

Ese proyecto, por sí solo, está aportando el 30 % del material que procesa la planta principal, destacó Gaviria.

Entonces, dijo, sumando el nuevo proyecto en Planeta Rica con la producción en Montelíbano, Cerro Matoso logró producir en 2021 6 % más que en el año 2021 hasta llegar a 38.300 toneladas.

Recomendado: Sostenibilidad y exploraciones, algunos focos de Cerro Matoso en Colombia

En el caso de regalías e impuestos, el aporte de la empresa también subió gracias a los mejores precios internacionales del ferroníquel y terminó sumando $335.000 millones para los municipios y el departamento.

Ricardo Gaviria calcula que Cerro Matoso podrá producir en el año 2022 unas 43.000 toneladas de ferroníquel, un número que va acompañado de una política de mantener los costos controlados para garantizar la supervivencia de la empresa cuando llegue la época de bajos precios.

Esa política de control de costos se dio a pesar de la crisis logística mundial que provocó aumentos de hasta el 100 % en los fletes de transporte marítimo. Gaviria prevé que la ralentización del transporte internacional se estabilice en un año.

Para el caso del plan de inversión, el presidente de Cerro Matoso recordó que en 2021 fueron US$40 millones que incluyeron el proyecto en Planeta Rica y el mantenimiento de la planta principal.

Ese plan de inversión se mantendrá relativamente estable en 2022 sobre los US$40 millones ya que, aunque no hay nuevos desarrollos como el de Planeta Rica, sí se enfocará en un proyecto para mejorar la capacidad de procesamiento de la planta.

Los planes de inversión de Cerro Matoso y los costos por la pandemia no han representado endeudamiento para la empresa que sigue financiándolos con recursos propios, respondió Gaviria ante la pregunta de Valora Analitik.

Pensar más allá

El presidente de Cerro Matoso reveló que la empresa no tiene entre sus planes crecer “haciendo más de lo mismo”. Por eso, dijo, ya está empezando a pensar en cómo el ferroníquel que produce la planta en Córdoba se puede convertir en un material de aprovechamiento para la industria de las baterías.

Explicó que esa tecnología todavía no se ha llevado a cabo en Colombia y se han iniciado conversaciones con expertos para aprovechar la tendencia al alza del uso de baterías en diversas industrias en el mercado global.

“Ese tiene que ser el futuro del ferroníquel porque los recursos que tenemos no nos dan para tener una tercera línea de producción”, aseguró.

Recomendado: Entrevista | A pesar de la pandemia, Cerro Matoso elevó producción de ferroníquel en Colombia

Inversión social

De acuerdo con el ejecutivo, en 2021 la inversión social fue de $9.000 millones que se suman a los $13.000 millones que se ejecutaron en la construcción de la nueva vía que comunica el nuevo proyecto en Planeta Rica.

Allí retomó que han sido becados jóvenes de las comunidades indígenas, afro y campesinas para llevarlos a tener estudios superiores, en tanto se ejecutó la construcción de una sede del SENA que es ejemplo regional.

Otros de los aportes de Cerro Matoso en el tema social-ambiental es que tiene 17 estaciones de monitoreo del aire en la zona de la planta (toda la ciudad de Bogotá tiene 20 estaciones) y que fue la primera empresa minera en Colombia en tener buses eléctricos para reducir la contaminación.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias