Empresas de propiedad estatal son clave para la transición energética: Fitch Ratings

Las empresas estatales (SOE) tienen un papel clave que desempeñar en la transición energética y darán forma al crecimiento de la tecnología baja en carbono, según un nuevo informe de Fitch Ratings. Lea más de energía.

Las empresas estatales dominan muchas industrias en mercados emergentes clave de Asia-Pacífico, América Latina y África subsahariana y su contribución a las emisiones globales es sustancial.

De acuerdo con Fitch, si bien el compromiso de los inversionistas con industrias como la del carbón, acero, petróleo y gas sobre el cambio climático, se ha centrado en el sector privado, las empresas estatales son participantes fundamentales en la reducción de las emisiones globales y la incorporación de tecnologías bajas en carbono.

Hay que decir que varias empresas estatales prominentes de propiedad estatal han aprovechado los mercados de capital en los últimos años, con gran parte del valor de estas emisiones de bonos o acciones adquiridas por propietarios de activos domiciliados en América del Norte o Europa.

Recomendado: Hitachi Energy y Schneider Electric colaboran para acelerar la transición energética

A pesar de esto, la divulgación de datos sobre emisiones sigue siendo limitada entre las empresas estatales en general.

Según Fitch, el peso de mercado de las empresas estatales también tiene ramificaciones para las estructuras de costos generales de las tecnologías bajas en carbono.

Esto ha sido particularmente visible en la última década, cuando la gran adquisición de energía solar fotovoltaica en China y el apoyo del gobierno en forma de subsidios y otros incentivos de investigación y desarrollo han reducido significativamente los costos de capital y componentes para la industria solar en su conjunto.

El desarrollo de proyectos de energía de hidrógeno verde y acero con bajo contenido de carbono en China ha estado dominado por las empresas estatales.

Para la calificadora de riesgo, la estructura de propiedad de las empresas estatales puede tener implicaciones para su orientación estratégica sobre el clima y cuestiones ESG más amplias.

Recomendado: TGI, una aliada de la transición energética y reducción de emisiones en Colombia

Además, la gobernanza de las empresas estatales a menudo implica una cadena de partes interesadas más compleja que para las empresas del sector privado, incluidos los contribuyentes, poderes legislativo y ejecutivo del gobierno y las instituciones gubernamentales, así como la junta directiva y la gerencia de las propias empresas estatales, de acuerdo con el más reciente informe de Fitch Ratings.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias