Entrevista | Los puntos clave de reforma tributaria de Petro: Ricardo Bonilla, asesor económico

Foto: Ricardo Bonilla, asesor económico de Gustavo Petro. Diario Criterio

Ricardo Bonilla, uno de los asesores económicos principales del electo presidente de Colombia, Gustavo Petro, explicó en entrevista con Valora Analitik cuál es el detalle de la reforma tributaria que le va a proponer la nueva administración al país. Vea más noticias macroeconómicas

De momento no se plantea bajar el umbral para la declaración y el pago del impuesto a la renta de personas naturales, pero sí un trabajo más juicioso sobre cuál es la tasa efectiva de tributación.

Recomendado: José Antonio Ocampo se acerca a equipo de Petro, ¿cuándo se conocerá al MinHacienda?

Eliminar las exenciones y beneficios (tanto para empresas como para personas naturales), dijo Bonilla, también está en la parte alta de esa reforma tributaria que se espera construir para el país; una que, además, sea estructural y, de llegar a consenso, elimine el mal del país de tener que liderar una reforma tributaria cada dos años.

Adicionalmente, Bonilla explicó que, si bien el Gobierno saliente deja buenos datos macroeconómicos, le pone el peso de cambios complejos al siguiente Gobierno, siendo el aumento a la gasolina “la papa más caliente”.

¿Cómo está pensada la reforma tributaria del presidente Petro?

“No quiero llegar a especulaciones, pero está pensada porque hay antecedentes de dos comisiones tributarias que hoy están guardadas en el anaquel. Uno es el informe del 2015 con coordinación de Mauricio Cárdenas y el otro es de los expertos canadienses de hace 18 meses.

Ambos análisis insisten en que el impuesto a la renta está mal diseñado y no hay reglas de juego. Entonces hay que buscar cómo bajar la tasa para las personas jurídicas y eliminar las exenciones y beneficios. Hay que buscar entonces cómo nivelar la cancha y empezar a ver cómo mejorar también el esquema a las empresas, con tasa diferencial a medianas y grandes con el 25 % y pequeñas con 20 %.

Ahora, en renta de personas naturales hay que revisar los beneficios y exenciones en ingresos altos y hay que identificar mejor los ingresos para que se apliquen las tasas un poco más altas”.

¿Qué cambiaría puntualmente en términos de declarantes de renta para personas naturales?

No se piensa bajar el umbral, ese fue uno de los elementos que incendió el país el año pasado. El otro elemento que no gustó fue la intención de gravar la canasta básica. El mensaje es que los de arriba paguen lo que deben pagar”.

¿Cuántas personas de más tendrían que declarar renta en Colombia?

“Hoy declaran 4 millones de personas, puede que aumente a algo más de 4 millones, pero hay que ver que están pagando tasas muy bajas sin identificar todos sus ingresos. Si se comienza a separar eso, vamos a encontrar que las personas jurídicas tienen más ingresos que no están declarando.

Esto para que las personas naturales tengan más peso en el recaudo de renta, que hoy es del 20 %, y las personas jurídicas reduzcan el peso, que es del 80 %. En la OCDE es al revés”.

¿Cuántas personas más debería entonces pagar renta en Colombia?

“Los cuatro millones de declarantes van a seguir haciéndolo y no se va a bajar el umbral y pagar renta de alguna u otra manera esos cuatro millones lo hacen. El tema es mirar cuál es la tasa efectiva del impuesto que pagan y hasta dónde pueden pagar”.

¿Cuál están viendo es el umbral de ingresos para empezar a declarar renta?

“Hoy es de $50 millones de todos los ingresos y por efectos contables, se vuelven $38 millones, no se busca bajar ese umbral”.

¿Los patrimonios de $1.000 millones cómo quedan en esa reforma?

El impuesto al patrimonio tiene reglas establecidas y hay que mantenerlas. La vivienda principal no se incluye, no estamos gravando el patrimonio básico de los colombianos dejando una línea base que en Colombia ha sido de $1.000 millones, hoy está en $5.000 millones. Es un tema que empieza a depurarse y habrá que discutirlo y en los acuerdos con bancadas, ahí se va a concretar en el Acuerdo Nacional. No me atrevo a decir que esos $1.000 millones son fijos, pero hay que ver el impuesto y su permanencia”.

¿Cómo será esta reforma tributaria para las empresas del país?

“La idea es que se entren a eliminar exenciones y beneficios y que la DIAN tenga más capacidad de fiscalización para identificar que los gastos que se descuentan sean del negocio. Entre otros análisis”.

En el plan de Gobierno se dice es poner un dividendo del 70 % a las ganancias de las empresas: ¿es así?

“Ese es un tema de otra índole: la tasa de impuesto de los dividendos es del 10 % y se ha planteado subir al 15 %. La idea es que en el impuesto de renta a personas naturales se eliminen las cédulas y solo quede una y de esta manera los ingresos, cualquiera sea su origen, vayan a la tarifa general.

Ahora, la pregunta también se refiere a si las empresas deben o no decretar dividendos, que es lo que se ha entendido mal. Hoy el tema es que los contadores dicen que la forma como se distribuyen las utilidades no aparecen como dividendos sino con otras figuras y eso debería hacerse más transparente, porque esas otras figuras son las que nos son gravadas y no se incluyen en los ingresos”.

El gobierno saliente dice que la reforma tributaria inmediata ya no es una necesidad, ¿ustedes creen que no es así?

“El tema no es de caja. Es estructural. Efectivamente con los ingresos del petróleo se van a tener ingresos extraordinarios por dos años, pero se van a necesitar cambios estructurales. Si se logra un consenso, el país no va a necesitar una reforma tributaria cada dos años y de hecho no se necesitaría en 10 años”.

¿Sería el primer proyecto que presenten ante el Congreso?

“Es una de las discusiones que se van a tener en las comisiones. Se va a acordar con la bancada. El presidente Petro ha hablado directamente del tema, en esta campaña el presidente Petro colocó el tema tributario en la agenda central, cuando normalmente se evadía ese debate”.

¿Seguirá siendo una reforma tributaria que recaude $50 billones?

“Hay que ver las cifras. Esa fue una cifra de campaña y ahora hay que verla en términos reales. Ahora que se es Gobierno hay que moderar las cosas, mirar qué se alcanza y lo que se puede hacer. Queremos discutir esto cuando ya exista un borrador”.

¿El Marco Fiscal que presentó el gobierno del presidente Iván Duque les deja la casa organizada?

“Deja la casa ordenada porque dice que en los dos primeros años del Gobierno tiene que hacer ajustes pequeños, es decir: el ajuste que no hicieron nos toca a nosotros”.

Uno de los ajustes complejos es el del alza del precio la gasolina, Fitch dice que será una medida impopular, ¿creen lo mismo?

“Efectivamente es el chicharrón más grande que se va a recibir y nos deja sin margen de maniobra para hacer el gasto social y nos deja sin recursos de ingreso solidario. ¿Nos entregan la casa en orden? No creo. Hay que revisar eso. Nos tenemos que sentar con la comisión y analizar si podemos modificar la fórmula de la gasolina.

Toca mirar la fórmula por los supuestos de importación y el consumo de la misma y porque la gasolina afecta el transporte público, a la población en general. Hay que ver cómo se quita el subsidio a la clase media y alta”.

¿Cuál es el mensaje que le entregan a las agencias de calificación para recuperar el grado de inversión?

“Queremos recuperar la senda de crecimiento del país, queremos recuperar la senda de la estabilidad fiscal. No es fácil. Hay que resolver otros temas urgentes del país. Queremos trabajar en la senda que construya credibilidad”.

¿Colombia podrá mantener la senda de crecimiento del 3 %?

“Queremos ponerle velocidad al proceso de reindustrialización del país, si eso se logra, Colombia debería llegar a sendas por encima del 5 % y 6 %. Ojalá podamos dejar construido el andamiaje para que eso sea una realidad”.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias