J.P. Morgan presentó informe sobre proyecciones de Colombia tras elección de Petro

J.P. Morgan presentó proyecciones sobre algunos indicadores macroeconómicos de Colombia y lo que espera del comportamiento de los mercados financieros tras la elección de Gustavo Petro como nuevo presidente.

El banco estadounidense destacó temas como la tasa de cambio esta semana pues el peso colombiano cerró en más de $4.100; los rendimientos de bonos TES oscilaron entre 50-70 puntos básicos (pb) más altos y el Indicador Bancario de Referencia (IBR) estuvo entre 15-40 pb más arriba.

Este escenario parece haberse estabilizado un poco al finalizar la semana, excepto por la tasa de cambio, aunque para J.P. Morgan “hay algunas preguntas que podrían inclinar la balanza en cualquier dirección”. Lea más Noticias de Mercado.

Sin embargo, también aseguró que el hecho de que Petro afirme que no pretende reescribir la Constitución, a diferencia de casos como el peruano o el chileno le da gradualismo a su discurso inicial.

Además, sumado a esto, la expectativa por el nombre de su ministro de hacienda, y los posibles candidatos que han sonado, dan algo de moderación al escenario macroeconómico de Colombia.

En los casos de Chile y México, el bajo rendimiento máximo se observó justo después de los resultados, mientras que los dos meses posteriores a las elecciones vieron una marcada reducción en el riesgo”, dijo el banco estadounidense en su informe.

Recomendado: Colombia: Petro pide analizar Hidroituango y metro de Bogotá en empalme con Duque

Y aunque el caso de Colombia parece ser más moderado, tanto así que J.P. Morgan aseguró estar “gratamente sorprendido” porque el equipo económico entrante parece querer priorizar una reforma tributaria estructural como primera iniciativa legislativa, “esto no será fácil de lograr, mientras las expectativas en torno a iniciativas de gasto ambiciosas pueden ser difíciles de contener”.

¿Qué se prevé entonces para Colombia?

La empresa financiera dio a conocer su perspectiva sobre lo que espera sea el comportamiento de los principales indicadores del país en los próximos meses, pero en principio hizo acotaciones importantes sobre la condición actual.

En primer lugar, dijo que Colombia tiene un déficit fiscal alto en relación con sus pares, y el mejor desempeño observado frente a las expectativas ha sido impulsado por el crecimiento, “que puede verse desafiado por la incertidumbre sobre la agenda de Petro”.

La porción de IED (inversión extranjera directa) que financia el déficit de cuenta corriente también podría estar en peligro. Según el informe, los desafíos de la deuda de Colombia requieren ya sea un crecimiento muy fuerte en curso “o reformas estructurales que la administración actual ha no puede entregar”.

De otro lado, se dice que “el nivel de prima de riesgo incorporado en TES en relación con otros activos colombianos sigue pareciendo desproporcionado, la menor liquidez y la alta oferta sugieren que los desequilibrios podrían permanecer por más tiempo.

Y que es preocupante el déficit de cuenta corriente estructural a pesar de la mejora de los precios del petróleo, ya que las importaciones han aumentado considerablemente y los flujos de cartera dependen de esos recursos.

Precisamente en ese punto, J.P. Morgan agregó que sobre ese punto que hay riesgo de parada repentina si la confianza no se mantiene, pues la incertidumbre sigue siendo alta, particularmente sobre la dirección del sector de hidrocarburos.

“Los comentarios de Petro durante la campaña sobre objetivos sociales para Banco de la República (BanRep) también son una preocupación importante, y el presidente electo puede continuar presionando políticamente al BanRep sobre tener una capacidad limitada para cambiar el marco institucional o la composición de la junta en el corto plazo”, finalizó la investigación.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias