Kantar: 56% de los hogares colombianos compran marcas más económicas en canasta familiar

Foto: Pexels

Kantar división Worldpanel realizó una investigación con familias colombianas para determinar cómo ha cambiado su compra frente a diferentes productos de la canasta familiar, adicionalmente los métodos de pago de los hogares. Vea más en finanzas personales aquí

Para el total de la muestra se tuvieron en cuenta 1.036 hogares colombianos, a estos se le hicieron preguntas que comprenden temas generales frente al consumo como: las marcas que prefiere a la hora de comprar, las formas de pago que utiliza, y otras más puntuales como la actitud de consumo frente a categorías cuya compra se vio afectada debido a la pandemia del Covid-19 dentro de las que destacan las categorías de belleza como maquillaje, fragancias y tintes para el cabello.

“Esta información se convierte en un gran insumo para las empresas que venden estos productos, ya que les permite generar estrategias de mercadeo que puedan satisfacer las nuevas necesidades de los clientes bajo un panorama de mayor restricción y alta inflación” señaló John Studers, expert Solutions Manager para Colombia de Kantar división Worldpanel.

Destacado: Así puede mejorar su calificación en Datacrédito o TransUnion y obtener mejores préstamos

Resultados de la encuesta

Frente al consumo de los productos de la canasta básica, el 57 % de los hogares no están dispuestos a adquirirlos a crédito o cuotas, muestra que los hogares cada vez planean mejor sus compras y buscan ahorrar. Sin embargo, el 45 % no está dispuesto a sacrificar productos saludables, ni los alimentos preferidos por los niños.

Esto evidencia que prefieren seleccionar marcas más económicas que les permitan satisfacer todos sus gustos y en una única forma de pago para no pagar intereses sobre estas compras.

Referente a los productos de aseo, el 56 % mantiene la preferencia en seleccionar marcas más económicas. Así mismo, el 47 % compra más cantidad para ahorrar y el 41 % realiza solo compras planeadas.  

Otro aspecto evaluado en la investigación estuvo dirigido hacia las amas de casa que se tinturan el cabello, para entender cambios en frecuencia de uso después de la pandemia y el impacto de la situación económica.

El resultado mostró que el 75 % prefiere aplicarse el tinte en el hogar, además de comprarlo y aplicarlo por sí mismas o con ayuda de un conocido.

Con respecto a la compra, el 85 % prefiere adquirir los tintes por fuera de los salones de belleza. Por último, el 15 % de los hogares declaró que dejó de tinturarse en el último año.

El cambio de consumo se evidencia también en elementos como el perfume, en donde el 62 % han mantenido sus hábitos de compra durante la pandemia y el 38 % los ha cambiado. Del porcentaje que modificó sus hábitos de consumo, el 19 % compra solo cuando se le acaba, el 18 % compra menos fragancias, el 13 % solo compra en promociones, el 7 % busca opciones más económicas y el 6 % no compra fragancias.

Para finalizar la investigación el elemento analizado fue el maquillaje, en donde el 64 % de los hogares confirmó haber cambiado sus hábitos de consumo frente al que fue el gran protagonista de los bolsos de las mujeres.

 De este porcentaje el 31 % compra menos maquillaje, el 15 % solo compra cuando se le acaba, el 9 % no compra maquillaje y el 9 % restante compra solo en promociones.

De esta manera se evidencia cómo la pandemia logró modificar la manera en que compran y gastan los colombianos y como la situación económica también es un factor decisor.

Los artículos analizados dentro de los que destacan aseo del hogar y belleza son un indicador de los cambios de prioridades bajo el contexto actual dada la importancia a la hora de adquirirlos ahora que toman factores determinantes como el poder adquisitivo, la frecuencia de socialización de las personas, el costo y las promociones.

Dentro de las conclusiones del estudio, se puede destacar la necesidad creciente que tendrán las marcas para poder entender las causales de estos cambios y como adaptar su oferta para un comprador que es potencialmente distinto al que nos encontrábamos hace apenas dos años.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias