Ecopetrol y el riesgo de una política poco amigable con combustibles fósiles en Colombia

La acción de Ecopetrol ha estado castigada desde hace varias semanas desde que se conocieron los resultados de las elecciones presidenciales en Colombia, en las que Gustavo Petro fue declarado como el ganador. Lea más de petróleo.

No obstante, a este suceso se le han sumado otros factores de la industria que han debilitado tanto el precio internacional del petróleo, así como a la acción de las principales petroleras en el mundo y Colombia como Ecopetrol: como los crecientes temores de una recesión económica que afecte la demanda del crudo.

Entre tanto, analistas del mercado colombiano aseguran que el discurso y propuestas del nuevo presidente han sido muy ancladas al medio ambiente, dejando de lado lo que ofrece el sector de hidrocarburos para la economía colombiana. Lo cual quedó en firme el martes cuando la designada ministra de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Susana Muhamad reveló que la Presidencia de Gustavo Petro no permitiría proyectos con fracking.

Todo esto ha llevado a que la acción de Ecopetrol, que le ha invertido tiempo, estudios, inversiones y demás elementos a los pilotos de fracking, se haya descolgado como hasta ahora.

Es más, si se mira desde el 17 de junio de 2022 cuando la acción de la petrolera estatal cerró en $2.760 y se compara con el precio que tiene hasta ahora -seis de julio- de $2.124, la caída es de casi un 30 %, ya que regresó a niveles del 19 de febrero de 2021, cuando el país y el mundo recibían los coletazos de un 2020 difícil por la pandemia.

Recomendado: Precio del petróleo sigue por debajo de US$100 afectado por temores de recesión

De acuerdo con analistas del sector, el nuevo discurso del presidente electo no hace una diferencia entre la exploración y explotación responsable o legal y las prácticas ilegales (que contaminan varias veces más que las que se hacen de manera medida y contralada); sino que se “todo hace parte del mismo saco”.

Acciones como acabar con los contratos de exploración petrolera en Colombia, frenar las exportaciones petroleras, prohibir el fracking, ser más estrictos con las prácticas mineras, hacen que estos sectores se perjudiquen y los riesgos estén más latentes que nunca, según relatan los analistas.

De acuerdo con Omar Suárez, gerente de Renta Variable de Casa de Bolsa, “estas afirmaciones y/o acciones representan una amenaza y por eso es que hay tanta incertidumbre en este sector. Es por eso que cayó tanto la acción de Ecopetrol, Canacol, Mineros, entre otras”.

Para el experto, sí es clave hacer una transición, cosa en la que todos están de acuerdo, lo que “asusta es la manera tan abrupta como se quiere hacer”.

Agregó que “esto tiene que ser algo muy gradual, que durará incluso muchos años. Y las energías renovables no convencionales brindan muchas oportunidades, pero lo que pasa es que se están haciendo muchas granjas solares y parques eólicos en La Guajira, el problema no es solo hacerlos, sino cómo se transmite esa energía desde allá al Sistema Interconectado Nacional”, precisó Suárez.

Para el analista sí hay varios proyectos de renovables, pero como hay más de 200 comunidades para poder llegar al centro del país, sigue siendo complejo construir toda la infraestructura de transmisión que transportará la energía desde La Guajira hasta el centro de Colombia.

“Son retos importantes que se deben tener en cuenta. No solo es decir pongo una granja solar o un parque eólico, sino ver cómo se va a conectar y transportar la energía. Obviamente, La Guajira es clave en esto ya que tiene un potencial gigante en solar y eólico, lo que incluso brinda oportunidades para empresas como el GEB, ISA, Enel Colombia, Ecopetrol, Celsia, entre otras”, indicó Suárez.

Recomendado: Video 360° | ¿Cómo se alistan los sectores de petróleo, gas, energía y minería para ser carbono neutro?

¿Qué más se debe tener en cuenta?

Expertos aseguran que, aunque las energías renovables no convencionales son mucho más limpias que las que se derivan de los combustibles fósiles como el petróleo, gas o carbón, siguen siendo muy inestables para la demanda de energía que tiene Colombia actualmente.

Ya que no se puede garantizar en un 100 % que siempre haya días soleados o con los vientos adecuados. Además, que esto exige tener una infraestructura adicional y robusta de baterías que sean capaces de almacenar la energía que se consumirá en los momentos en que las condiciones no sean las más favorables para obtener energía.

“Todavía falta desarrollar mucho el almacenamiento de energía a gran escala, porque hoy en día sigue siendo muy costoso. Entonces, no podemos depender solo de solar o eólica porque son muy intermitentes, lo que le resta confiabilidad al sistema”, manifestó el analista de Casa de Bolsa.

Para Suárez, es muy importante crear una matriz energética que se alimente de diferentes tipos de energías, en este momento liderada por la hídrica y en segundo lugar por la térmica.

“Un ejemplo, es que Ecopetrol ha venido invirtiendo mucho en investigación de hidrógeno verde y azul. Incluso, ya hay en Colombia un electrolizador para hacer toda la producción de energía con hidrógeno”, concluyó el experto.

Recomendado: Petróleo cae más de 8%, rompe piso de US$100 por temores de recesión

¿Qué se espera en el mundo con el petróleo?

Los precios del crudo se desplomaron más de US$11 por barril y registraron mínimos el martes cinco de julio de 2022, ya que el creciente temor a una recesión en Estados Unidos ha llevado a los mercados petroleros a una de sus peores jornadas desde que el conflicto de Ucrania provocara que se alcanzaran máximos en marzo.

Entre tanto, el Citigroup afirmó que el petróleo podría desplomarse hasta los US$65 por barril a finales de este año y caer hasta los US$45 a finales de 2023 si se produce una recesión que afecte a la demanda.

Según Investing, el panorama sigue siendo afectado también por la subida del dólar hasta su máximo histórico de dos décadas que ha incentivado la venta de petróleo, que suele atraer menos compras de entidades no estadounidenses cuando se dispara el valor del billete verde.

Desde comienzos de 2022, la narrativa del petróleo ha sido enfocada a Rusia, las políticas de energía limpia menos amigas de los combustibles fósiles, y la tarea de la OPEP+ de cumplir los objetivos de producción establecidos por sus amos saudíes, elementos que han venido afectando el precio del crudo.

No obstante, se espera que los rumores de recesión aumenten en Estados Unidos después de que la Reserva Federal de Atlanta pronosticara un segundo trimestre consecutivo de caída económica para este año.

El aumento de la preocupación en torno a la recesión podría influir en las perspectivas de la demanda de petróleo esta semana, a pesar de la preocupación por la escasez de suministro y las perspectivas de aumento de empleo en Estados Unidos en junio, de acuerdo con Investing.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias