Cómo crear y vender experiencias para clientes desde las empresas

Exhibir estratégicamente los bienes y servicios digitales de una empresa debe ser un aspecto clave en los planes comerciales de cualquier compañía.

Para esto, la empresa Ilógica ha desarrollado un modelo de organización de servicios que aplica en Colombia y la región, y que se ha convertido en un factor clave a la hora impulsar diversos negocios.

Esto lo ha implementado en sectores como educación, salud, farmacéutica, gobierno, servicios públicos, financiero, retail, inmobiliario, energía y minería, enfocándose en los nuevos hábitos de consumo de sus clientes.

Se trata de una labor que desarrollan profesionales en la creación y venta de experiencias. Lea más Noticias Empresariales.

Nelson Rodríguez, director de experiencia Ilógica, explica cómo a través de esta disciplina es posible ir más allá de facilitar la entrega de un servicio o mejorar un proceso.

“Ahora es posible encantar a los clientes a partir de un conjunto de experiencias atrapantes”, afirma.

La materia prima de la denominada fábrica de experiencias es el conocimiento de los usuarios y los clientes, para ofrecerles bienes y estrategias adaptadas a sus necesidades.

Lea también: Atención al cliente es fundamental para crecimiento de las compañías

Sumado a lo anterior, Rodríguez dice que el objetivo del modelo es transformar los negocios, a partir de soluciones que generan eficiencia operativa y eficacia en las relaciones comerciales y de atención al cliente.

A partir de diversas metodologías, y a través de un estudio de las necesidades específicas de cada cliente, Ilógica estructura e implementar estrategias de SEO y posicionamiento, métricas y analítica de canales digitales como servicios complementarios.

De acuerdo con Ilógica, el modelo de experiencias se enmarca en la tendencia creciente de tener al consumidor en el centro de la actividad y la estrategia empresarial.

Lea más: Atención al cliente: los 7 errores que más cometen las empresas con sus usuarios

Para lograrlo, las compañías necesitan constituir equipos multidisciplinarios y creativos que piensen como el cliente y comprendan sus necesidades, potencien y adquieran un valor tangible, para entender sus hábitos y necesidades agregadas.

“Cuando hablamos de experiencias, lo que diseñamos son las condiciones para producir un momento especial y diferenciado, con base en una visión y un conjunto de principios, para determinar cómo será esa percepción o impresión subjetiva”, añadió.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias