Demanda mundial de petróleo 2022: OPEP y Agencia Internacional de Energía no se ponen de acuerdo

petróleo y gas
Crédito: Latam Energy

La OPEP recortó este jueves su pronóstico de crecimiento de la demanda mundial de petróleo para 2022 por tercera vez desde abril, citando el impacto económico de la invasión rusa de Ucrania, la alta inflación y los esfuerzos para contener la pandemia de coronavirus. Lea más de petróleo.

La opinión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo contrasta con la de la Agencia Internacional de Energía, que el jueves elevó su perspectiva de demanda.

Según Reuters, la OPEP en un informe mensual dijo que espera que la demanda de petróleo para 2022 aumente en 3,1 millones de barriles por día (bpd), o un 3,2 %, 260.000 bpd menos que el pronóstico anterior.

La OPEP dejó sin cambios su proyección de crecimiento para 2023 en 2,7 millones de bpd.

El uso de petróleo se ha recuperado de lo peor de la pandemia y se espera que supere los niveles de 2019 este año, incluso después de que los precios alcanzaran niveles récord. Sin embargo, los altos precios del crudo y los brotes de coronavirus chinos han afectado las proyecciones de crecimiento para 2022.

“Los fundamentos del mercado mundial del petróleo continuaron su fuerte recuperación a los niveles anteriores a la Covid-19 durante la mayor parte de la primera mitad de 2022, aunque han surgido signos de desaceleración del crecimiento en la economía mundial y la demanda de petróleo”, indicó la OPEP en el informe, de acuerdo con información de Reuters.

Recomendado: Hallan suficiente petróleo al oeste de China para abastecer al país 2 años

Hay que decir que la OPEP recortó su pronóstico de crecimiento económico global para 2022 a 3,1 % desde 3,5 % y lo recortó el próximo año a 3,1 %, diciendo que persistía la perspectiva de una mayor debilidad.

“Sin embargo, sigue siendo un crecimiento sólido, en comparación con los niveles de crecimiento previos a la pandemia, que eran solo un poco más altos en promedio y no se vieron afectados por problemas actuales potencialmente impactantes”, indicó la OPEP. “Por lo tanto, es obvio que prevalece un riesgo a la baja significativo“.

Vale decir que la OPEP y sus aliados, incluida Rusia, conocida colectivamente como OPEP+, están aumentando la producción de petróleo después de los recortes récord establecidos cuando la pandemia se apoderó de 2020.

En los últimos meses, la OPEP+ no ha logrado alcanzar plenamente los aumentos de producción planificados debido a la falta de inversión en campos petrolíferos por parte de algunos miembros de la OPEP y a las pérdidas en la producción rusa, según Reuters.

El informe mostró que la producción de la OPEP en julio aumentó en 162.000 bpd a 28,84 millones de bpd.

Lo que dice la Agencia Internacional de Energía

Las sofocantes temperaturas veraniegas y los altos precios del gas han impulsado el uso del petróleo en la generación de energía, señaló este jueves la Agencia Internacional de Energía (IEA), aumentando la demanda, pero enmascarando la debilidad de las economías acosadas por los temores de recesión.

La agencia describió el aumento como una peculiaridad de un mercado energético sacudido por el nerviosismo en el suministro provocado por las sanciones al petróleo de Rusia y la inflación alta de décadas que ya está comenzando a agotar el uso de combustible, precisó la agencia de información Reuters.

“Los precios del gas natural y la electricidad se han disparado a récords, lo que incentiva el cambio de gas a petróleo en algunos países”, reveló la agencia en su informe petrolero mensual en el que elevó su perspectiva para la demanda de 2022 en 380.000 barriles por día a 2,1 millones de barriles por día (bpd).

Recomendado: OPEP+ aprobó minúsculo aumento en la producción de petróleo de septiembre

“Estas ganancias extraordinarias, abrumadoramente concentradas en el Medio Oriente y Europa, enmascaran una debilidad relativa en otros sectores”, advirtió la IEA.

De acuerdo con Reuters, la IEA citó el uso reducido de combustibles para el transporte por carretera en los países desarrollados y la desaceleración del crecimiento a finales de año “alineándose con un sentimiento económico más negativo para sugerir una contracción considerable en el segundo semestre de 2022”.

Un repunte del tráfico aéreo, manifestó la IEA, proporcionará uno de los pocos puntos brillantes para la demanda en el futuro.

Se prevé que gran parte del crecimiento de la demanda para 2022 se haya concentrado a principios de año, con una desaceleración del crecimiento de 5,1 millones de bpd a principios de año a menos de 100.000 bpd en el cuarto trimestre.

Recomendado: OPEP ve crecimiento más lento de demanda de petróleo para 2023

Mientras tanto, el suministro mundial de petróleo en julio superó los máximos previos a la pandemia, impulsado por una producción superior a la esperada de Rusia, cuyas exportaciones, según la IEA, cayeron en 115.000 bpd en julio a 7,4 millones de bpd, una disminución de solo 600.000 bpd desde el comienzo del año.

(Con información de Reuters)

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias