Reforma tributaria ¿Qué tanto afecta a la canasta familiar en Colombia?

FOTO: Archivo

Debido al impuesto saludable, uno de los puntos del proyecto de reforma tributaria del gobierno Petro, se discute su impacto en la canasta familiar.

En Colombia, cada vez que se propone una reforma tributaria se regresa al debate de qué tanto afecta a la canasta familiar. Esta vez, con el proyecto tributario del presidente de Colombia, Gustavo Petro, se propone poner un impuesto a los alimentos ultraprocesados (paquetes, ponqués, embutidos) y a las bebidas azucaradas (gaseosas, bebidas energizantes o deportivas, entre otras). El impuesto al consumo de alimentos ultraprocesados tendrá una tarifa del 10 % sobre el precio de venta del bien y contará con algunas excepciones, tal y como lo señala el articulado de la reforma tributaria. Vea más noticias macroeconómicas.

El gobierno argumenta que se busca una mejor alimentación de los colombianos para prevenir enfermedades como la obesidad o la diabetes. Pero, los críticos de la propuesta sostienen que el impacto al bolsillo de los colombianos se verá en el incremento a la canasta familiar, un término que se usa casi como sinónimo de los alimentos en Colombia.

Sobre el tema de impuestos a la canasta familiar, el ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo ha dicho que “no habrá impuestos a dichos productos, pero sí habrá para las bebidas azucaradas y las comidas ultraprocesadas”.

“El éxito del impuesto a las bebidas azucaradas, es que no se recaude nada, porque estamos enfocados en el tema saludable, que la gente cambie sus patrones de consumo hacia las bebidas y comidas saludables”, indicó el jefe de la cartera de Hacienda.

¿Qué es la canasta familiar en Colombia y cuál es su importancia?

Consultado sobre qué es la canasta familiar y su importancia en la economía, el profesor Alejandro Useche, economista y docente asociado de la Universidad El Rosario, indicó que uno de los aspectos más importantes en las diferentes economías es saber datos de la actividad agregada y “particularmente resulta de mucho interés saber qué está pasando con los precios”.

Las bebidas azucaradas como las gaseosas y los alimentos ultraprocesados tendrán un impuesto saludable. Archivo.

Recomendado: Lista completa de bebidas y ultraprocesados que pagarían impuestos en Colombia

“Es ahí donde entran entidades como el Dane a calcular el Índice de Precios al Consumidor, el IPC, que muestra la variación de precio de aquellos productos y servicios que más compra la gente en el país, que se basa en lo que se denomina canasta familiar”, dijo.

De acuerdo con el Banco de la República, para el cálculo del IPC, el Dane incluye la información sobre la variación en los precios al consumidor ocurrida en el país durante el mes inmediatamente anterior, para el año corrido y para los últimos doce meses.

Para lograr esto, se consultan mensualmente más de 51.000 fuentes de información en 38 ciudades del país, tales como supermercados, inmobiliarias, instituciones de salud, centros educativos, centrales de abastos y grandes superficies, entre otros.

“Lo que hace el Dane es que a partir de unas encuestas, averiguan lo que más compra la gente representativa en el país, es decir, no las millonarias o las de pobreza extrema sino los ciudadanos promedio que representan todo el país y definidos en 12 categorías o divisiones que son los que componen la canasta familiar”.

En efecto, entre las 12 categorías o productos por divisiones del gasto se encuentran:

1. Alimentos y bebidas no alcohólicas

2. Bebidas alcohólicas y tabaco

3. Prendas de vestir y calzado

4. Alojamiento, agua, electricidad, gas y otros combustibles

5. Muebles, artículos para el hogar, conservación ordinaria de la vivienda.

6. Salud

7. Transporte

8. Información y comunicación

9. Recreación y cultura

10. Educación

11. Restaurantes y hoteles

12. Bienes y servicios diversos

Ese conjunto de 12 divisiones está conformado a su vez por 443 artículos que es lo que compone el total de la canasta familiar. Sin duda, dice Useche, los alimentos son uno de los grupos que representan el mayor gasto de las personas dentro de la canasta familiar. Pero no es el único.

El Dane consulta mensualmente más de 51.000 puntos de información para medir los precios de la canasta familiar, como tiendas, grandes superficies, comercios, entre otros. Foto: Archivo.

Por ejemplo, el Dane mide cuándo y cuánto sube aquello que más pesa en la canasta familiar, dando así el resultado del IPC. En otras palabras, si sube el precio de un anillo de diamantes, el IPC no se verá afectado porque la mayoría de personas no compra ese bien. Pero si suben los alimentos como la papa o el arroz, sí se encarece porque son gastos comunes de los colombianos.

¿Y por qué es importante para su bolsillo?

La canasta familiar ha cambiado y se actualiza cada 10 años. La última modificación fue en 2019 y estaba vigente desde enero de 2009, según un documento del Banco de la República.

El dato del IPC es importante para todos los consumidores, señala Useche, pues sirve para saber qué está pasando con el poder adquisitivo del dinero y cuánto cambian de precio las cosas que más compramos.

Conocer la variación del IPC es un dato que le interesa al Banco de la República, porque es la entidad macroeconómica en Colombia que tiene como propósito mantener bajo control la inflación.

Por supuesto, el gobierno también sigue de cerca este dato que es uno de los principales componentes de qué está pasando con la economía del país. Es un dato que también le interesa a los empresarios que están siguiendo constantemente los datos de precios, costos de producción y a través de esa información pueden hacer planeación de sus finanzas, cómo van a ajustar sus márgenes y cuáles son los precios de sus competidores.

También interesa a los ciudadanos que tienen créditos o que planean tomar uno, muchas veces los bancos otorgan préstamos con tasa de interés indexadas al IPC más unos puntos básicos. El dato de IPC hace que un crédito sea más barato o más costoso de pagar.

Por último, el experto sostiene que el debate en el país sobre gravar con impuestos saludables a las bebidas azucaras y alimentos ultraprocesados tiene dos posturas igual de válidas. Por un lado, el gobierno puede tener la razón de incentivar una alimentación saludable, pero por el otro, dichos productos que serán gravados son insustituibles para muchos colombianos de bajos recursos que los seguirán comprando, causando inflación por ser de alta demanda.

Uno de los puntos de mayor debate en el país es cuando se anuncia que van a poner más impuestos a bienes que están incluidos en la canasta familiar”, señala. “En ese orden de idas, si le ponen ese impuesto a un grupo específico de alimentos se le da más duro al bolsillo de las personas de menores ingresos que los compran todos los días, como el chocorramo, las gaseosas, los empacados. Ambas posturas, la del gobierno y la de los analistas tienen razón y esperaremos qué se decide en el país al respecto”, puntualizó.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias