GEB sigue apalancándose en negocio de transmisión de energía en Brasil, Perú y Colombia

En línea con la estrategia definida en 2020 y que está ejecutando actualmente, el Grupo Energía Bogotá (GEB) tiene un foco en transmisión de electricidad que, además, se alinea con la contribución a la transición energética y bienestar de las comunidades. Lea más de energía.

“Mostramos una interesante visión de cómo es que crece esa huella de negocios y como de 15.500 pasamos a 21.300 kilómetros; es decir, un 37 % de crecimiento en esa huella de negocio, haciendo cosas grandes y pequeñas: 2.416 kilómetros en cinco concesiones más 2.913 kilómetros en construcción”, indicó Jorge Tabares, CFO del GEB.

Tabares explicó que Brasil representa el crecimiento potencial más importante. “Las cifras de Brasil hacen ver a los otros dos países (Colombia y Perú) como bastante menores y eso es lo que nos da bastante emoción de poder seguir creciendo en ese mercado y ser un jugador relevante allá”.

Agregó que “la transición energética que pasa por desarrollo de líneas de transmisión es nuestro negocio. Nosotros no tenemos que defendernos de la transición energética, sino seguir haciendo nuestro negocio para crecer”.

Expansión internacional del GEB

La compañía tiene planes de seguir creciendo en la región. Para el GEB el negocio de Brasil es una plataforma de crecimiento.

Recomendado: GEB acumuló ingresos por $1,63 billones en segundo trimestre: subieron 22,9 %

“Digerir y asimilar esta compra cuando se materialice en algún momento, seguramente en el tercer trimestre del año, y estamos muy enfocados a incorporar estos activos a nuestra operación: hablo de la compra de las cinco concesiones”, precisó el vicepresidente financiero del GEB.

En primer lugar, hay que decir que estas concesiones como potencial de crecimiento adicional tienen lo que en Brasil se llaman: refuerzos, que son como expansiones localizadas, que el concesionario puede proponer y si se las aceptan, pues generan una inversión que será remunerada. Esta es una fuente de crecimiento para el GEB.

En segundo lugar, en la medida en que ese plan de inversiones y estratégico de energía en Brasil se materialice, la compañía va a seguir compitiendo en ese lado y podrá lograr crecimientos adicionales.

En tercer lugar, el sistema eléctrico en Brasil es muy dinámico: aproximadamente el 30 % de las nuevas líneas de transmisión las hacen compañías que tienen vocación de corto plazo. “Va a haber más oportunidades de expansión en Brasil y el hecho de nosotros tengamos una escala importante, seremos el cuarto jugador cuando se materialice la compra, nos permitirá tener acceso a los mercados de capitales brasileños para fondear ese crecimiento.

Tabares aclaró que el GEB tiene capacidad de balance para seguir creciendo, pero en el caso de presentarse eventos mucho más grandes, la compañía podrá usar la opción del mercado de capitales en Brasil para apalancarse.

Por el momento, el GEB contempla, entre sus planes de expansión, los países en los que ya tienen presencia en la actualidad: que son principalmente Perú, Brasil y Colombia. Sin embargo, han visto oportunidades en Chile, pero no hay alguna transacción en trámite.

Impactos de la reforma tributaria al GEB

De acuerdo con Jorge Tabares, vicepresidente financiero del Grupo Energía Bogotá, la nueva reforma tributaria que presentó el Gobierno de Gustavo Petro al Congreso de Colombia está enfocada a las personas naturales.

“El primer impacto es para ellas. En lo que respecta a los negocios del GEB, hay un impacto mínimo hasta ahora, en lo que hemos identificado. La reforma puede evolucionar, pero el principal cambio es en el ICA, donde en el neto vamos a estar pagando en Colombia un 15 % más, que ya no podremos descontar: lo que nos llevaría a asumir la tasa del 35 %”, precisó Tabares.

Recomendado: Se suspende proceso de enajenación accionaria del Distrito de Bogotá en el GEB

Añadió que “ese es, realmente, el principal impacto. Hay que recordar que este es el primer año que estamos siendo grabados al 35 %, que fue la reforma anterior y eso es un tema del flujo de cada, principalmente, del año entrante”.

Es decir, que el año que viene el Gobierno de Colombia va a recibir ese 5 % más en caja, una parte en anticipos de este año. Y la reforma que está tramitándose, es más para el año siguiente.

“De resto, estamos bastante tranquilos. Nosotros no somos afectados por los límites del 3 % dado el tamaño de nuestro negocio y, por lo tanto, ese sería el principal efecto que podemos decir hasta ahora”, manifestó Jorge Tabares.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias