MinHacienda de Colombia asegura que pico de inflación ya se alcanzó

José Antonio Ocampo, ministro de Hacienda de Colombia, en la Convención Bancaria 2022. Foto: cortesía de Asobancaria.

Esta información fue publicada por Valora Analitik, en la alianza con Impacto TIC, para el cubrimiento de la 56 Convención Bancaria, en Cartagena (Colombia)

En el marco de la Convención Bancaria 2022, desde Cartagena, el ministro de Hacienda de Colombia, José Antonio Ocampo, dio a conocer parte de las perspectivas que ven desde el gobierno del presidente Gustavo Petro sobre la actividad económica nacional en los próximos cuatro años, así como los retos más complejos. Vea más noticias de macroeconomía.

Inició Ocampo reconociendo que la economía colombiana, después de la pandemia del Covid-19, ha demostrado una recuperación “vigorosa” para la economía nacional. “La fuerza de la recuperación tuvo dos elementos básicos: una política fiscal blanda y una política monetaria que aumentó las tasas de interés, con un rezago”, agregó Ocampo.

Esto último al tiempo que este año se ha podido reducir el déficit fiscal en Colombia gracias a un mejor comportamiento de los niveles de recaudo tributario.

Agregó el ministro de Hacienda que el crecimiento económico del país destaca por ser uno que va en dos dígitos, pero hay que resaltar que el 12,6 % del segundo trimestre del 2022 se está comparando con un 2021 en el que hubo un fuerte paro, que afectó a la actividad económica.

Sector financiero

Ocampo explicó que el crecimiento de la cartera contribuye a la reactivación económica, aunque “hay algunas dudas sobre el crecimiento del crédito en algunos sectores, como el de consumo, que tal vez repunta de manera muy fuerte”, advirtió Ocampo.

Agregó que es clave tener entonces prudencia en el horizonte más cercano por una opción del deterioro de la calidad de la cartera que podría generarle presiones al sistema financiero.

“Se observa en algunos indicadores de calidad, como el de consumo, una dirección del aumento de mora y posiblemente vamos a empezar a ver otros casos”, complementó Ocampo.

Además, Ocampo explicó que hay que trabajar pues hay baja profundización del mercado de renta variables y el desarrollo del mercado de capitales.

Riesgos para la economía

Entre los riesgos más importantes expuestos por Ocampo, destacó el hecho de que el crecimiento se desacelera fuertemente y hay riesgo de recesión en regiones como Europa y Estados Unidos. “Hay dos fenómenos clave: las nuevas oleadas de Covid-19 en China y los efectos de la invasión de Rusia a Ucrania”, agregó el ministro de Hacienda.

En el marco de las otras expectativas de riesgos, se mantiene el hecho de que hay presiones alcistas de la inflación, que ya venía en aumento desde el año pasado, incluso con el riesgo de que se dé un escenario de estanflación a nivel mundial.

Teniendo en cuenta que se podrían mantener los precios altos de algunos productos básicos, “haciendo la salvedad de que hay una moderación de esa presión inflacionaria en Estados Unidos y espero que así siga siendo”, destacó Ocampo, quien agregó que el pico de inflación ya se alcanzó y ahora lo que se verá es una tendencia a la baja para Colombia.

Otro punto clave tiene en cuenta que “el financiamiento externo hacia emergentes se ha comportado de manera favorable, pero muestra señales de debilitamiento en las condiciones financieras. En Colombia el costo del financiamiento ha sido uno de los más caros”, complementó Ocampo.

“El tema del costo del financiamiento es complejo. Desde 2020 venían a costos muy bajos, pero con el aumento de las primas de riesgo hay complejidades, Colombia es el caso más crítico entre las cuatro economías más importantes de la región y eso es por la pérdida del grado de inversión. Hoy en día competimos con Brasil en términos de costo de financiamiento, hay que ver cómo se recupera el grado de inversión, pero ese es un tema complejo. Espero que no nos tome otra vez 11 años”, sentenció el ministro de Hacienda.

Destacó Ocampo el hecho de que los flujos de portafolio y la inversión extranjera en Colombia se mantienen fortalecidos, sobre todo con el entorno volátil.

Desafíos

Dijo Ocampo que la situación del mercado aboral sigue siendo preocupante, pues no se recupera la tasa de desempleo y preocupa más que la pobreza se mantenga muy por encima de los niveles de pandemia.

“En pobreza tenemos casi cinco millones más de pobres en Colombia cuando se compara con los niveles de antes de la pandemia”, llamó la atención Ocampo.

El segundo gran reto tiene que ver con el comportamiento de la inflación y mirar cómo se frena la indexación de la inflación en la economía nacional. “Evitar la indexación es un reto muy importante”, explicó Ocampo.

Volvió a mencionar Ocampo que si bien el aumento de las tasas de interés ha sido clave para ese fenómeno inflacionario, el real efecto “podría ser limitado, dado que las presiones son, en mayor medida, de oferta y en menor medida de la demanda”.

La solución, a ojos del ministro de Hacienda, está en activar subsidios adicionales para los hogares pobres, así como una política agresiva de autoabastecimiento de alimentos.

De acuerdo con Ocampo, es importante tener cuidado con las menor expectativas de crecimiento de la economía de Colombia y la ralentización del mismo. “Se prevé que el crecimiento del segundo semestre esté significativamente por debajo del 10,5 %, observado en la primera mitad del año”.

Recomendado: PIB para Colombia en el segundo trimestre, creció en 12.6%

En ese sentido, Ocampo actualizó las expectativas del gobierno de Colombia, pues el pronóstico de crecimiento promedio del año sería del 7 % (frente al 6,5 % del Marco Fiscal), con un pronóstico de crecimiento del 3,7 % para el segundo semestre del 2022.

Para el próximo año la previsión desciende al 2,2 %, frente al 3,2 % que se había dado a conocer a manos del Gobierno de Gustavo Petro.

Un cuarto eje problemático tiene en cuenta que el país siga diversificando su oferta de exportación, dejando a un lado a los bienes tradicionales y mejorando las oportunidades para los productores nacionales.

El quinto reto se centra en fortalecer la inclusión financiera, la banca de desarrollo y el mercado de capitales. “La recuperación de la banca de desarrollo es un elemento positivo y debe trabajar con la banca privada. Mientras que el mercado de bonos privados ha sido positivo, pero todavía es débil en materia accionaria”.

“Por último, se necesita mejorar las finanzas públicas débiles y que deben tratarse con la reforma tributaria”, explicó Ocampo.

Ocampo volvió a ser enfático en que hay que estabilizar la deuda pública, que aumentó con fuerza entre 2019 y 2020 por cuenta de la pandemia del Covid-19. “Hay un doble reto pues también hay que responder a las necesidades sociales, aumentando el gasto para los hogares más pobres”.

En materia de recaudo tributario, Ocampo explicó que el sistema colombiano es inadecuado al recaudarse poco por el impuesto de renta de personas naturales y en cambio hay mucho desde el lado de las empresas y el IVA.

“Los sectores de más altos ingresos de los que tributan, el 0,5 % de la población Colombia, se ve que la tasa de tributación tiende a bajar, por eso hay que ver que esos segmentos paguen más”, concluyó Ocampo.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias