Valle del Cauca será la sede del próximo evento de energías renovables en Colombia

Entre el 31 de agosto y el primero de septiembre se llevará a cabo en el departamento del Valle del Cauca, en Colombia, el Bi-ON 2022, un congreso de energías renovables no convencionales dirigido a varios sectores del país. Lea más Noticias de Minería y Energía.

La Cámara de Comercio de Cali es la encargada de organizar la iniciativa en la que también participarán empresas de la actividad energética y de gas, productoras agroindustriales de biomasa, maquinaria agrícola, equipos eléctricos, logística, transporte, universidades, centros de investigación, sector financiero e inversionistas del país.

Este sector del país fue escogido para la realización del evento por sus bondades para el desarrollo de las energías renovables en Colombia, como lo muestran las cifras.

Con 2 % del territorio nacional, el Valle del Cauca aporta 35 % de la producción agrícola del país, contribuye con 24 % de las exportaciones agroindustriales de Colombia y, junto con el departamento del Cauca, conforman la segunda región líder en producción de proteína blanca y alimentos procesados de Colombia.

El potencial de esta industria es representar las oportunidades para el aprovechamiento de biomasa como temas de energía, de biocumbustible, biogas, y eso hace que todo el valle geográfico del Río Cauca, particularmente, sea el principal cogenerador de energía a partir de biomasa y el principal productor de bioetanol del país”, manifestó Luis Fernando Pérez, presidente de la Cámara de Comercio de Cali. 

Recomendado: SERColombia prevé aumento de participación de energía renovable en Colombia

Dicho lo anterior, gracias a este potencial de generación a partir de fuentes renovables no convencionales, el Valle del Cauca cuenta con la matriz energética más diversificada respecto a los principales generadores de energía de Colombia.

Para Juan Martín Castro, gerente comercial de Gases de Occidente, hay que partir de que las energías renovables son el futuro, y, en ese sentido, “estamos convencidos de que el gas natural va a ser protagonista en la transición energética”.

Con respecto al Valle dijo que este ofrece un gran potencial por su robusto tejido empresarial, una agroindustria sólida que es esencial para desarrollar energías renovables y una cercanía al Puerto de Buenaventura que facilita la importación de productos esenciales.

En línea con lo anterior, David Gaviria, líder de energía y hogares de Celsia, también destacó la importancia de la radiación del Valle que facilita energías como la solar, pero también dijo que es muy importante la condición topográfica.

Siga leyendo: Celsia acelera construcción de granjas solares con $1 billón de inversión en Colombia

“Resulta mucho más simple desarrollar proyectos de estas características a gran escala cuando tenemos una topografía tan bondadosa, que es en su gran mayoría plana. Otro punto importante es que no nos enfrentamos a algunas atmósferas o calidad del aire corrosiva”, agregó.

El Valle del Cauca es pionero en energía solar en el país. En 2017 se inauguró la primera granja solar fotovoltaica en el municipio de Yumbo y en 2021 ya operaban tres granjas solares: Carmelo, La Paila y Celsia Solar Yumbo, las cuales generaron 20,2 GWh.

Los retos

La relevancia de estos proyectaos también pone sobre la discusión sobre los principales retos del país en materia de generación y transporte de energía del país.

En ese sentido, el empresario de Celsia destacó que uno de estos es precisamente conectar las plantas de generación al Sistema Interconectado Nacional. “Entonces uno de los grandes retos es la infraestructura y el transporte de energía, porque hoy los lugares donde podemos conectar e incluso tenemos disponibilidades de terreno, se limitan un poco porque la capacidad de inyección de energía del sistema está congestionado”, dijo.

Otro de los puntos que menciona es el tema regulatorio, que si bien ha tenido avances, aún son necesarios elementos por tratar como la mayor agilidad en los procesos.

Y finalmente, dice, “con respecto a proyectos mucho más grandes tenemos los temas de licencias ambientales y de consultas previas. Bien sabemos que este es un reto que todos los proyectos tienen y por eso se requieren mecanismos que satisfagan a las comunidades, pero que también nos den más agilidad a las empresas”, finalizó.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias