FMI aprueba acuerdo de dos años para Chile por US$18.500 millones

El Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó una Línea de Crédito Flexible (LCF) de dos años para Chile por un valor cercano a los US$18.500 millones.

De acuerdo con el organismo, esto lo hace el FMI con el fin de “incrementar los buffers precautorios y de dotar al país con un seguro ante escenarios adversos. La LCF será considerada de carácter precautorio”. Lea más en noticias económicas internacionales.

El acuerdo de dos años, aprobado por el Directorio Ejecutivo del FMI, es por un monto de DEG 13.954 millones (aproximadamente US$18.500 millones; 800 % de la cuota).

“Las autoridades chilenas consideran a la LCF de carácter precautorio”, indicó el FMI.

El organismo explicó que, como la LCF puede utilizarse para atender cualquier tipo de necesidades de balanza de pagos, a la par las autoridades de Chile comunicaron al FMI su decisión de cancelar la actual Línea de Liquidez a Corto Plazo (LLCP) de DEG 2.529 millones (aproximadamente US$3.300 millones; 145% de la cuota), en concordancia con las políticas vigentes del FMI.

Es de recordar que la LCF fue creada el 24 de marzo de 2009 como parte de una profunda reforma de los mecanismos de préstamo del FMI.

Recomendado: Chile aceptó préstamo del FMI por US$3.500 millones

Así las cosas, la Línea de Crédito Flexible permite a los países beneficiarios utilizar la línea de crédito en cualquier momento, y fue elaborada para hacer frente de manera flexible a necesidades de balanza de pagos reales y potenciales.

El organismo aclaró que “los giros en el marco de la LCF no se escalonan ni están sujetos a condicionalidad ex-post, como ocurre con los programas ordinarios del FMI”.

En relación al nuevo acuerdo logrado con el país suramericano, el Fondo explicó que la LCF reforzará temporalmente los buffers precautorios para Chile y “brindará un seguro importante frente a una amplia gama de riesgos, como los derivados de una posible desaceleración brusca de la economía mundial, choques de precios de las materias primas, las repercusiones de la guerra de Rusia en Ucrania, o un continuo endurecimiento de las condiciones financieras internacionales”.

A juicio del Fondo Monetario Internacional, Chile cumple con los criterios de acceso a la Línea de Crédito Flexible gracias a la “gran solidez de sus fundamentos y marcos institucionales de política económica, una firme trayectoria de aplicación de políticas muy sólidas y el continuo compromiso de las autoridades de mantener dichas políticas en el futuro”.

Vale anotar que los criterios para acceder a un acuerdo en el marco de la LCF son los mismos que se aplican a la LLCP.

Recomendado: FMI destaca recuperación económica de Chile y papel del banco central

Kristalina Georgieva, directora gerente del FMI, indicó que luego de recuperarse de forma “notable” de las secuelas de la pandemia de la Covid-19, Chile se enfrenta a un “marcado aumento de los riesgos mundiales”.

“En el contexto de esta difícil coyuntura externa, las autoridades han continuado aplicando políticas sumamente sólidas para mitigar riesgos, preservar la estabilidad macroeconómica y respaldar a los grupos más vulnerables, al mismo tiempo que continúan impulsando reformas de gran alcance”, dijo Georgieva.

La LCF conformará un importante buffer precautorio frente a una amplia gama de riesgos. Las autoridades consideran esta línea de crédito con carácter precautorio, y esperan abandonar el instrumento en la medida que las condiciones externas sean favorables”, explicó la directora del Fondo.

Recomendado: ¿Cuáles son los principales cambios que propone la reforma tributaria de Chile?

“La gran solidez de los fundamentos económicos y de los marcos de política continúan apuntalando la resiliencia y la capacidad del país para responder a shocks”, concluyó Kristalina Georgieva, directora gerente del Fondo Monetario Internacional.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias