Moody´s bajó previsión de PIB para G-20 en 2022 y 2023; habla de recesión y tasas

La agencia Moody’s Investors Service redujo las previsiones de crecimiento para las economías del G-20 y ahora espera que el PIB real aumente un 2,5 % en 2022, por debajo de la proyección lanzada en mayo pasado del 3,1 %.

Su previsión para 2023 bajó desde el 2,9 % hasta el 2,1 %. Todas las noticias macroeconómicas aquí.

«Las condiciones monetarias y financieras globales seguirán siendo bastante restrictivas hasta 2023″, dijo Madhavi Bokil, vicepresidente sénior de Moody’s, en un informe publicado este miércoles.

Agregó que «los bancos centrales requerirán pruebas decisivas de que la alta inflación ya no representa una amenaza para sus objetivos de política antes de abandonar su estricta postura monetaria. El desafiante entorno económico mundial de hoy se resolverá con una desaceleración aguda y desinflacionaria en el crecimiento económico».

Recomendada: Entrevista | S&P: No bastará la reforma tributaria para mejorar calificación de Colombia

Para las economías avanzadas del G-20, Moody’s pronostica un crecimiento del 2,1 % en 2022 y del 1,1 % en 2023. Para los países de mercados emergentes del G-20, proyecta un crecimiento del 3,3 % en 2022 y del 3,8 % en 2023.


Aunque la perspectiva global es decididamente negativa, indicó que los “datos de alta frecuencia apuntan a una estabilización incipiente después de que las sorpresas macroeconómicas negativas causaran una intensa volatilidad en los mercados financieros en la primera mitad de 2022”.

El comercio mundial de bienes duraderos y los precios de las materias primas se debilitarán, anticipó Moody´s en su informe.

“Se está produciendo un retroceso en la demanda de bienes. Los problemas de la cadena de suministro se están aliviando y la producción mundial de automóviles se está recuperando”, aseguró.

El informe indica que la inflación de precios al productor, que es una medida amplia de la inflación del lado de la oferta, “parece haber alcanzado su punto máximo en varios países”.

Destacó la agencia que las expectativas de inflación permanecen ancladas a mediano plazo. Los mercados laborales siguen estando ajustados en las economías avanzadas.

Guerra y otros factores
La invasión de Ucrania sigue siendo fundamental para el panorama macroeconómico más amplio. Si bien Moody’s cree que es poco probable que el conflicto se extienda más allá de las fronteras de Ucrania, tal evento marcaría una escalada significativa.

Relacionado: Ucrania da paso clave para ingresar a la Unión Europea

Además, dijo que el riesgo de nuevos shocks energéticos sigue siendo alto.

En cuanto a la política monetaria, la agencia considera que será complicado para los bancos centrales navegar hacia un equilibrio en el que la inflación caiga, pero la actividad económica no caiga en una recesión profunda.

La baja tolerancia de China a los brotes de Covid-19 y la debilidad de su sector inmobiliario plantean riesgos para sus perspectivas de crecimiento.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias