Por volatilidad de mercados, las viviendas usadas toman ventaja en el sector inmobiliario

El mercado inmobiliario en el país ha venido creciendo de manera gradual, consolidándose como uno de los más fuertes en los últimos años, con un gran dinamismo tanto de la vivienda usada con fines de arrendamiento o de vivienda familiar como la vivienda nueva. Vea más noticias empresariales

Según un reporte realizado por la Galería Inmobiliaria, en 2021 se logró una cifra récord en cuanto a ventas de vivienda nueva en Colombia, con más de 227.000 unidades vendidas.

Pese a la consolidación del sector, factores económicos como el incremento del costo de materias primas para la construcción, la inflación y la devaluación de la moneda, el panorama del mercado inmobiliario puede presentar algunos cambios en su comportamiento en los próximos meses.

Actualmente, los altos costos en las materias primas se han convertido en un causal para el surgimiento de problemas como la cancelación de algunos proyectos y el incremento generalizado de precios.

De 2019 a 2021, los costos de la construcción, según la variación del ICCV reportado por el DANE, incrementaron un 11,55 %. Esto ha llevado a que los precios de las viviendas nuevas aumenten en precio y sólo en el 2021 el incremento fue de 8 % anual.

Esta alza de la vivienda nueva ha permitido que la categoría de vivienda usada se vuelva más atractiva y sea la más escogida en términos de inversión para arrendamiento.

Como consecuencia de la incertidumbre económica, en el 2022 los inmuebles con precios superiores a $900 millones han presentado una disminución en cuanto a ventas. Durante el primer trimestre de este año se registraron 747 unidades vendidas, mientras que para el mismo periodo del año anterior se alcanzó un total de 957 unidades vendidas, lo que representó un decrecimiento del 21,9 %.

Relacionado: Conozca las zonas para invertir en la compra de vivienda en Bogotá

Según Laura Camargo, CEO y cofundadora de la plataforma para venta y compra de inmuebles BRIKSS, “en el primer semestre del año 2022, hubo un incremento de 8 % en los clientes buscando inmuebles en arriendo vs. el mismo periodo del año anterior, mientras que la venta de inmuebles de alto valor disminuyó notoriamente. Se espera que esto continúe con la misma tendencia para lo que resta del año, generando una oportunidad interesante de compra de vivienda usada para inversionistas inmobiliarios”.

Camargo señala que hay dos factores que vuelven muy atractiva la inversión en la categoría de vivienda usada en la actualidad y son el incremento generalizado de los precios de la vivienda en planos y el incremento en la demanda y la contracción de la oferta de vivienda para arriendo especialmente en estratos altos.

Teniendo en cuenta todo lo que se ha señalado, la experta en bienes raíces hace las siguientes recomendaciones para los inversionistas al momento de comprar vivienda como inversión:

  1. Escoger una buena ubicación, pues es importante que el inmueble sea cercano a universidades y sitios de trabajo hecho que ha venido cautivando más interés de posibles arrendatarios.
  • Que el inmueble sea “comercial”, es decir, que sea un inmueble con un amplio espectro de clientes y pueda servirle a diferentes grupos de personas, con diferentes necesidades o en diferentes etapas de la vida.
  • Que exista una relación costo-beneficio en el que la vivienda maneje un precio acorde a sus características, tiempo de uso, tamaño y ubicación, sin dejar de lado que su costo permita obtener una rentabilidad atractiva a la hora de arrendar el inmueble.
Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias