Reino Unido elimina la prohibición para realizar proyectos de fracking

Foto: Global Energy mx.

La nueva primera ministra de Reino Unido, Liz Truss, reveló este jueves su plan energético, con el cual levantó la prohibición para realizar proyectos de fracking.

La premisa de la nueva funcionaria será que los habitantes no tengan que volver a pagar facturas de energía exorbitantes, de acuerdo con el diario británico The Telegraph.

Por ende, Truss buscará que haya más perforaciones en el Mar del Norte y se realice fracking en ese país. Lea más Noticias Económicas Internacionales.

La razón detrás de esto es que el Reino Unido y, en general, la Unión Europea (UE) vienen registrando una crisis energética que podría empeorar, por cuenta de la guerra entre Rusia y Ucrania.

Este evento bélico ha redundado en que el gobierno de Vladimir Putin amenace con recortar totalmente el suministro de gas hacia la UE, como consecuencia de las sanciones impuestas a funcionarios y empresarios.

De hecho, Truss ha dicho que el fracking podría ser el camino para lograr una seguridad energética frente a las amenazas desde Rusia.

Lea también: Libra esterlina registra su precio más bajo en 37 años frente al dólar

Así las cosas, la prohibición que está vigente desde antes de la pandemia deja de existir y las compañías tienen luz verde para solicitar permisos de perforación con dicha técnica.

En todo caso, añade The Telegraph, la industria también buscaría acelerar la implementación de una política de fracking en Reino Unido.

En plata blanca, apuntan a hacer más expeditos los trámites para recibir las aprobaciones para el perforamiento de los pozos, así como reducir las cargas regulatorias y de planificación.

De forma paralela, la nueva primera ministra de Reino Unido -quien reemplazará a Boris Johnson- le apostará por una reducción de impuestos.

Recomendado: Liz Truss es nombrada primera ministra del Reino Unido en relevo de Boris Johnson

Así las cosas, se prevé que revierta una reciente subida de cotizaciones sociales, además del incremento previsto en el impuesto de sociedades (empresas) para el próximo año.

Ambas medidas tendrían un importante efecto, valorado en unas 30.000 millones de libras.

Truss, además, avalaría rebajas en el IVA o el IRPF (renta de personas naturales), así como reducciones en «impuestos verdes».

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias