¿Tiene deuda en dólares? Así puede aprender a manejarla

Imagen de dólar. Pixabay.

En el contexto cambiante de hoy, donde el dólar nos sorprende cada día, las deudas adquiridas hace tiempo se ven afectadas.

Los préstamos son una alternativa que les permite tanto a las personas como a las empresas acceder a bienes y servicios cuando no cuentan con los recursos suficientes para adquirirlos en una sola cuota. Vea más noticias macroeconómicas.

Si bien puede haber, es difícil encontrar alguna persona que no haya pedido un préstamo en su vida, que, en muchas ocasiones, puede ser una opción para comenzar a construir un patrimonio.

Entendiendo que es una alternativa para obtener recursos monetarios, no está de más ser precavido a la hora de pedir un préstamo.

Así lo advierte Germán Verdugo, director de Asesoría de Inversiones de Credicorp Capital: “Esta decisión debe ser tomada con cabeza fría y evaluando varios aspectos para que a la larga no resulte siendo contraproducente para la salud de las finanzas personales o empresariales”.

Planeación y anticipación: la clave para no ahogarse en las deudas

De acuerdo con Verdugo, la precaución que se debe tener en cuenta cuando se piensa en adquirir un préstamo debe ser mayor si este es en moneda extranjera.

Destacado: Dólar en Colombia podría llegar a $5.000: ¿qué lo llevaría a llegar a ese nivel?

“Ya que no tener el conocimiento y la certeza de las implicaciones de las alzas, intereses y fenómenos como la volatilidad puede convertirse en un dolor de cabeza a futuro”, precisa director de Asesoría de Inversiones de Credicorp Capital.

Un ejemplo de lo que menciona Verdugo es el contexto actual, donde el dólar ha venido mostrando volatilidad y las personas y empresas con créditos en esta moneda extranjera han sentido el choque en sus bolsillos.

Atendiendo a lo anterior, el director de Asesoría de Inversiones de Credicorp Capital destaca que hay tres puntos que las personas podrían tomar en cuenta para saber manejar una deuda en dólares de forma responsable.

El primer punto tiene que ver con la planeación y anticipación, que serían la clave para que el individuo no se ahogue en las deudas.

Para ello, es importante ser consciente de las deudas que se tienen hasta el momento. Por practicidad, Verdugo recomienda escribirlas y organizarla teniendo en cuenta factores como fechas de vencimiento, montos a pagar y tipo de divisa.

Hecho esto, recomienda organizar el presupuesto, las siguientes preguntas pueden ayudar: ¿cuántos ingresos tiene mes a mes?, ¿cuáles son los gastos indispensables y en cuántos egresos se traducen?, ¿tiene algún compromiso monetario adicional?

“No espere al último momento para generar los recursos necesarios para pagar esa(s) deuda(s). Una buena forma de hacerlo es tratar de exceder el monto que debe pagar en cada cuota, así, mes a mes irá viendo que su deuda disminuye más rápido de lo que tenía presupuestado”, indica Verdugo.

“No haga todo a la vez, mantenga la cabeza fría”, es el segundo punto que el director de Asesoría de Inversiones de Credicorp Capital recomienda tener en cuenta.

Destaca que las decisiones deben ser tomadas con cabeza fría, pues pagar la totalidad de sus deudas en dólares en un día no necesariamente es la mejor opción.

En línea con lo anterior, no recomienda adquirir nuevos créditos para comprar cosas que pueden esperar. Esto puede generar un sobreendeudamiento que al final terminará por ahogar las finanzas personales o las de la empresa.

“Trate de no pedir más préstamos para sacar adelante la deuda que ya adquirió. Apóyese, en la medida de lo posible, en los ingresos que tiene mes a mes”, anota.

En el tercer y último punto, Germán Verdugo, director de Asesoría de Inversiones de Credicorp Capital, afirma que, si bien las decisiones de endeudamiento y pago pueden abrumar a cualquiera, “la persona no tiene por qué saberlo todo”.

De ser este el caso de la persona, recomienda consultarlo con un experto.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias