Reforma tributaria en Colombia: ¿pueden aumentar impuestos a cigarrillos?

Imagen de Ralf Kunze en Pixabay

En ese sentido, vuelve a tomar fuerza que se estimulen impuestos saludables, esta vez desde el lado de los cigarrillos, incluidos los electrónicos.

Por lo anterior, 25 congresistas en Colombia pidieron aumentar los impuestos a los cigarrillos en el país como medida de mayor recaudo, pero también para mejorar las políticas públicas en materia de salud.

De acuerdo con Katherine Miranda, representante a la Cámara por la Alianza Verde, la idea es que se dé un aumento progresivo para la cajetilla de cigarrillos.

Pasaría el precio del impuesto de una caja que contiene 20 unidades de $2.800 a $8.400, en 2023, y la idea, según declaraciones recogidas por RTVC de la representante, es que esa cajetilla pase de $8.000 a $16.000.

Esto último acompañado de un aumento en la tarifa del impuesto a los cigarrillos tipo electrónicos que lleve el gravamen al 150 %.

Las otras propuestas

Vale recordar que, en entrevista con Valora Analitik, el exdirector de la DIAN, Lisandro Junco, había entregado una serie de alternativas tributarias en ese mismo sentido.

Dijo en agosto pasado Junco que Colombia puede generar más impuestos verdes o impuestos saludables, con foco a las bebidas azucaradas y a los alimentos altamente procesados (con alto contenido de sodio).

Recomendado: Reforma tributaria: Gobierno Petro revisa propuestas para vivienda, dividendos y ganancias ocasionales

Al tiempo que también hay espacio para reformular el impuesto a cigarrillos y a los heets, con lo que se podría generar recursos para la Administradora de los Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud (Adres).

En el tema de los cigarrillos se pueden crear, explicó el entonces director de la DIAN, sobretasas de rentas al sector tabacalero, con un total de $1 billón.

Los cálculos de Junco daban cuenta de que esta propuesta, junto a iniciativas saludables sobre alimentos ultraprocesados y a bebidas azucaradas, darían un total $2,8 billones.

De momento, Ocampo ha manifestado que el aumento del impuesto a los cigarrillos no dejaría un recaudo representativo para el país, pero iría en pro del cuidado de la salud pública y la prevención.

El llamado de atención, a manos de empresarios del segmento y autoridades regulatorias, es a que el aumento en los impuestos a los cigarrillos podría profundizar en el incremento del contrabando.

José Antonio Ocampo, ministro de Hacienda de Colombia, ha manifestado que, en el marco de la construcción de la primera ponencia para discutir la reforma tributaria se siguen escuchando opciones para mejorar el recaudo.

En ese sentido, vuelve a tomar fuerza que se estimulen impuestos saludables, esta vez desde el lado de los cigarrillos, incluidos los electrónicos.

Por lo anterior, 25 congresistas en Colombia pidieron aumentar los impuestos a los cigarrillos en el país como medida de mayor recaudo, pero también para mejorar las políticas públicas en materia de salud.

De acuerdo con Katherine Miranda, representante a la Cámara por la Alianza Verde, la idea es que se dé un aumento progresivo para la cajetilla de cigarrillos.

Pasaría el precio del impuesto de una caja que contiene 20 unidades de $2.800 a $8.400, en 2023, y la idea, según declaraciones recogidas por RTVC de la representante, es que esa cajetilla pase de $8.000 a $16.000.

Esto último acompañado de un aumento en la tarifa del impuesto a los cigarrillos tipo electrónicos que lleve el gravamen al 150 %.

Las otras propuestas

Vale recordar que, en entrevista con Valora Analitik, el exdirector de la DIAN, Lisandro Junco, había entregado una serie de alternativas tributarias en ese mismo sentido.

Dijo en agosto pasado Junco que Colombia puede generar más impuestos verdes o impuestos saludables, con foco a las bebidas azucaradas y a los alimentos altamente procesados (con alto contenido de sodio).

Recomendado: Reforma tributaria: Gobierno Petro revisa propuestas para vivienda, dividendos y ganancias ocasionales

Al tiempo que también hay espacio para reformular el impuesto a cigarrillos y a los heets, con lo que se podría generar recursos para la Administradora de los Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud (Adres).

En el tema de los cigarrillos se pueden crear, explicó el entonces director de la DIAN, sobretasas de rentas al sector tabacalero, con un total de $1 billón.

Los cálculos de Junco daban cuenta de que esta propuesta, junto a iniciativas saludables sobre alimentos ultraprocesados y a bebidas azucaradas, darían un total $2,8 billones.

De momento, Ocampo ha manifestado que el aumento del impuesto a los cigarrillos no dejaría un recaudo representativo para el país, pero iría en pro del cuidado de la salud pública y la prevención.

El llamado de atención, a manos de empresarios del segmento y autoridades regulatorias, es a que el aumento en los impuestos a los cigarrillos podría profundizar en el incremento del contrabando.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias