Moody’s rebaja calificaciones a Chile y cambia perspectiva de negativa a estable

Imagen de PLLANCAO en Pixabay

Moody’s dio a conocer que rebajó la calificación a Chile a A2 desde A1, y la calificación reserva de largo plazo en moneda extranjera a (P)A2 de (P)A1. Adicionalmente, dio a conocer que la perspectiva se cambió a estable desde negativa.

De acuerdo con la calificadora, la rebaja de la calificación tuvo en cuenta a las tendencias fiscales y económicas del país, esto último entendiendo también que Chile ingresó a la pandemia con una deuda más baja que sus pares; sin embargo, la carga de su deuda venía aumentando incluso ates de la crisis.

También se tiene en cuenta el ambiente social y político, toda vez que el rechazo a la nueva Constitución propuesta daría cuanta de que la preferencia en el país es por un consenso político de cambios más modestos.

Mientras esto se resuelve, para Moody’s sigue siendo relevante que el Gobierno mantenga el compromiso con la consolidación fiscal y ha tomado medidas en ese sentido durante este 2022.

“Sin embargo, la economía política detrás de las mayores presiones del gasto social planteará desafíos a estos esfuerzos en los próximos años. Incluso después de considerar el potencial de mayores ingresos del Gobierno como resultado de una próxima reforma fiscal, Moody’s espera que la carga de la deuda continúe aumentando”, dice el análisis.

Otros puntos a tener en cuenta

Desde el lado de la calificadora se espera que Chile dé cuenta del mantenimiento de la estabilidad macroeconómica y financiera durante todo el proceso de reforma constitucional, mientras ve posible que el proceso de reforma continúe hasta 2023.

Del lado netamente macroeconómico, para Moody’s es clave que “el sólido punto de partida fiscal del Gobierno en relación con sus pares con calificación A respaldó el perfil crediticio de Chile, pero la acumulación de deuda pública se convirtió en una preocupación crediticia clave incluso antes de la pandemia. Los déficits fiscales persistentes han llevado a un aumento ininterrumpido de la deuda del Gobierno general en relación con el PIB al 36 % en 2021 desde alrededor del 11 % en 2011”.

Recomendado: ¿Qué pasará con proceso de nueva constitución en Chile?: Boric insistirá

Finalmente, también se sopesan los planes de choque para mitigar los choques climáticos. “Los esfuerzos se concentran en áreas como el transporte limpio, la eficiencia energética, la energía renovable, el uso de la tierra y la gestión de los recursos hídricos”, concluye el reporte.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias