Renault apunta a más clientes en Colombia con opción de autofinanciamiento

De izq. a der.: Ariel Montenegro, presidente y director general de Renault - Sofasa, y Juan Pablo García Montoya, gerente de Plan Rombo.

Con un sistema de autofinanciamiento para la compra de vehículos, Renault le apuesta a atender a un mercado de personas que por diversas razones no pueden acceder a un crédito tradicional para adquirir este bien.

Ariel Montenegro, presidente y director general de Renault – Sofasa, y Juan Pablo García Montoya, gerente de Plan Rombo, como se denomina la iniciativa, hablaron con Valora Analitik sobre el impacto de este proyecto y las condiciones para acceder a él. Lea más Noticias Empresariales.

“Ofrecemos un sistema de acceso inclusivo porque normalmente es público al que no le dan créditos por el pasado crediticio”, anotó Montenegro.

El 80 % de los clientes del Plan Rumbo, dice, también son jóvenes emprendedores y profesionales que no tienen un pasado con los bancos y el sistema automáticamente los descarta.

Otro 20 % de clientes son los que acceden a la movilidad al programan la compra de su vehículo. Es decir, por ejemplo, padres que quieren anticipar la compra de carro para cuando sus hijos crecer y llegan a la universidad.

Recomendado: La innovación hace parte del ADN de Renault – Sofasa

Mientras que en países como Perú y Ecuador, que son menos maduros, el 5 % del mercado se vende por opciones de autofinanciamiento, en Colombia solo alcanza a 1,3 %. En contraste, en Brasil y Argentina llegan al 25 % de este segmento.

“Nuestra distribución de ventas es un poco diferente al mercado de vehículos por las características socioeconómicas de los clientes del autofinanciamiento. El modelo Renault Kwid es el que más se vende con un 38 % de participación, seguido de Logan, Sandero y Stepway”, manifestó García.

Sobre el autofinanciamiento

Lo más importante para anotar en el tema de autofinanciamiento es que cualquier persona con un ingreso de dos veces la cuota que va a ahorrar puede acceder al sistema y suscribir un contrato.

Después de pagar una inscripción, el cliente empieza a participar de las asambleas y el único requisito para estar allí es mantenerse al día con la cuota. Estando allí es cuando pasa de ser ahorrador a deudor del grupo, lo que significa que está poniendo los recursos para la cuota del vehículo.

El cliente debe certificar que conoce las condiciones del crédito, es una cuota fija en pesos a 84 meses.

Montenegro comenta que el promedio de carros es adjudicado en la cuota 26. “En la asamblea el ahorrador puede ofertar un mayor monto para aumentar las posibilidades de adjudicación, puede ofertar con montos desde dos cuotas y hasta las que quiera y se adjudica al monto más alto”.

La tasa de administración de cada cuota es de 12 % cada mes, la cual se suma al 3 % de la cuota de inscripción, o sea, 15 % sobre el monto total del valor del carro. Por mes, menos del 0,2 % en tasa de interés.

García, por su parte, explica que se puede ceder el contrato o esperar al cierre del grupo y a los 84 meses pedir la devolución del dinero.

Crecimiento y expansión

En los últimos ocho meses Renault llegó a tres ciudades más, completando así siete ciudades donde se encuentra actualmente. Estas representan el 80 % del mercado.

No obstante, hay que decir que la empresa de vehículos ya tiene las miras puestas en otras ciudades como Bucaramanga y Santa Marta donde haría sus ingresos en el corto plazo.

“Tenemos 170 empleado directos, 30 puntos de ventas, 4.500 suscriptores activos y más de 6.000 vehículos entregados. El crecimiento ha sido muy bueno con 84 % de nuevos contratos a junio de 2022 y 55 % en entregas anuales”, dijo Montenegro.

En 2023 el empresario calcula un crecimiento al 2,5 %, pero no ve contracción de mercado. Con respecto a 2022 se espera un leve descenso a 250.000 unidades.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias