La transición energética justa es larga, pero tenemos buenas oportunidades: Juan Ricardo Ortega

Foto: Juan Ricardo Ortega, presidente del Grupo Energía Bogotá (GEB). Cortesía: Andesco

Juan Ricardo Ortega, presidente del Grupo Energía Bogotá (GEB), aseguró que la transición energética genera incertidumbres y grandes retos, por lo que es complejo predecir qué va a pasar, pero “Colombia está ad-portas de tener una de sus mejores oportunidades para el sector”. Lea más de energía.

Para el líder del GEB, este es un momento crucial para el país y la industria, “no vamos a enfrentar décadas como esta en mucho tiempo”, aseguró.

Ortega, en la presentación ‘Sector energético, desarrollo y bienestar’, habló que la apuesta del GEB en energías limpias y transición energética está enmarcada en el propósito superior de la compañía, ‘Mejorar vidas con energía sostenible y competitiva’, y que, además, se alinea con las políticas del Gobierno Nacional en materia de transición justa y energías renovables no convencionales.

“La adversidad geopolítica entre Estados Unidos y China es un hecho preponderante para lo que va a pasar en los próximos 30 años en el mundo. Ante esa adversidad, las grandes empresas de Estados Unidos que quieren invertir están mirando cómo hacerlo en regiones competitivas y ahí es donde esta costa colombiana deberá jugar un papel fundamental y ser uno de los polos más atractivos para esa inversión durante las próximas dos décadas”, subrayó Ortega.

Esa proyección, conjugada con los proyectos energéticos y de servicios públicos que se impulsan en el país para llevar desarrollo y progreso a las comunidades, será la plataforma estratégica para que las empresas extranjeras encuentren conocimiento, competitividad y capacidad institucional en un mercado llamado a ser polo de abastecimiento para la industria estadounidense, la economía más grande del mundo.

Recomendado: Primicia | GEB alista una nueva compañía dedicada a la transmisión de energía

“Tengo la convicción de que podemos ser los perfectos socios para hacerlo, pero eso solo se logra si trabajamos en equipo y entendemos cómo funciona una agenda de transición energética para un país como Colombia y en un contexto de incertidumbre como el actual en el que, desde 1978, solo se ha crecido 70 por ciento en capacidad de acceso a la energía, mientras que países como China, por ejemplo, lo han hecho 400 % desde inicios de 2000 a la fecha”, expuso en su intervención durante el Congreso de Andesco.

En ese sentido, destacó que es necesario entender que la producción y el desarrollo de una sociedad va ciento por ciento de la mano de su capacidad de tener acceso a la energía, pues, enfatizó, donde está la energía está el poder.

“Donde se redefinan las nuevas fuentes de energía y las hagan factibles serán los países que van a ser prósperos. Quien controla la energía en el mundo moderno es rico y el que no tiene acceso a ella es pobre. En Colombia, en la gran apuesta por la transición energética justa, tenemos grandes oportunidades”, indicó.

Finalmente señaló que el Grupo Energía Bogotá está comprometido con una transición energética justa, en la que el gas natural es clave y en el tránsito hacia la descarbonización y la lucha contra el cambio climático.

“Compartimos la política del actual Gobierno de una transición energética justa y estamos trabajando en ello para que todos los colombianos y los países donde operamos tengan mayor acceso a la energía y por ende a posibilidades de desarrollo. Esta transición es larga, pero tenemos buenas oportunidades”, concluyó.

Calificaciones del GEB

Una vez más, la agencia Fitch Ratings, en su revisión anual, afirmó la calificación crediticia de largo plazo del Grupo Energía Bogotá (GEB) en “AAA” a escala local.

También, la calificadora internacional ratificó en “AAA” las calificaciones de las emisiones locales de bonos de deuda pública interna por $262.000 millones que el GEB hizo en mayo pasado.

Según Fitch Ratings, una de las calificadoras de riesgo más prestigiosas del mundo, “las evidencias reflejan su generación de flujo de caja estable, posición de negocios fuerte y liquidez adecuada de la compañía (GEB), así como expectativas de métricas crediticias acordes con su calificación en el mediano plazo”.

Recomendado: GEB sigue apalancándose en negocio de transmisión de energía en Brasil, Perú y Colombia

Igualmente, resaltó la dependencia del Grupo en los dividendos recibidos de sus subsidiarias –financieramente sólidas–, para atender su deuda, su estrategia continua de crecimiento y su política de dividendos.

La agencia incorporó en su caso base las nuevas adquisiciones en transmisión de energía eléctrica anunciadas este año por el GEB (Elecnorte, en La Guajira, y cinco concesiones en Brasil), el crecimiento del ebitda de Transportadora de Gas Internacional (TGI), por el reconocimiento de la nueva vida útil de los activos en la tarifa, y una recuperación de dividendos por $437.000 millones provenientes de Enel.

Para el Grupo Energía Bogotá (GEB), la ratificación de la calificación positiva a la compañía es un reflejo de las gestiones y el manejo que se le está dando a través de un gobierno corporativo sólido.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias