Cifras sobre el financiamiento de la salud colombiana: ¿Cuál es el debate?

Salud en Colombia. Imagen de Darko Stojanovic en Pixabay

Luego de que la Asociación Colombiana de Empresas de Medicina Integral (Acemi) diera a conocer que la salud en el país podría llegar a estar desfinanciada y el acceso y cobertura estarían en riesgo, han sido varias las voces que empezaron a sopesar cuáles pueden llegar a ser las finanzas del segmento.

Desde el Ministerio de Salud dicen que la salud en Colombia no se va a desfinanciar y, de hecho, se sigue trabajando para mantener cobertura y mejorar la calidad en la prestación de servicios en el marco del presupuesto 2023.

Cuentas de Acemi dejan ver que la salud en el país demanda recursos por $76 billones para servicios que hacen parte de los regímenes subsidiado y contributivo. Más otros $4,9 billones que se necesitan para servicios no cobijados por los planes de beneficio.

Con esto de base, en el marco de la discusión del Presupuesto General de la Nación 2023, los ponentes y Gobierno aseguraron que se siguen estudiando las proposiciones para que la salud colombiana cuente con los recursos necesarios para garantizar la prestación del servicio.

De hecho, de los $14,2 billones que se agregaron al monto aprobado, las comisiones económicas del Congreso dieron luz verde para que se adicionen $1,1 billones al presupuesto de salud del próximo año, recursos que se tendrán que utilizar para aseguramiento.

Lupa a los números

Con esto, la propuesta es que la salud y protección social queden con una partida del orden de los $48,9 billones, rubro que supera en cerca de $7 billones al monto que fue aprobado para el año 2022.

Desde la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (ANIF) llaman la atención en que el equipo técnico del Ministerio de Salud del gobierno anterior realizó una solicitud adicional por $8,1 billones en el marco del debate por el presupuesto para 2023.

“Con esos recursos adicionales se iba a atender el incremento de la UPC cercano al 15 %, financiar los presupuestos máximos, las actividades de promoción y prevención, las pruebas Covid y cubrir el gasto en atención a la población migrante indocumentada, entre otros aspectos”, explica ANIF.

Recomendado: Subsidio a energía y gas en Colombia: esta será la inyección

Sin embargo, ahora se dice desde el Ministerio que solo se necesitan $3,8 billones, lo que es una disminución en casi 3 puntos porcentuales (pp) del incremento de la unidad de cargo por capitación (UPC) para el año 2023. Explica ANIF que, con esto, las aseguradoras pasarán de recibir $4 billones adicionales, a $2,1 billones

“El Centro de Estudios Económicos ANIF se dio a la tarea de proyectar un escenario en el que se duplicara el gasto de bolsillo, por falta de recursos para el aseguramiento. En este escenario, la pobreza monetaria a nivel nacional podría aumentar en 1,5 pp adicionales y la indigencia 1,1 pp”, se lee en el reporte.

De momento se siguen sopesando las principales necesidades del segmento de salud y hay ya varias proposiciones que buscan mejorar el presupuesto de salud para el próximo año. Iniciativas que van a ser estudiadas por el Ministerio de Hacienda y a discutirse en segundo debate, en plenarias de Senado y Cámara.

Desde el Consejo Gremial de Colombia indicaron que el sector privado convoca al gobierno nacional y actores del sistema de salud, “para que se discutan las decisiones y reformas que demanda la salud pública, siempre con la visión de construir colectivamente sobre los avances alcanzados, para mejorar la prestación del servicio y asegurar de forma absoluta, la garantía del derecho a la salud que hoy gozamos la gran mayoría de los colombianos”.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias