¿Puede el aumento del dólar generar más inflación en Colombia?

Imagen de Nattanan Kanchanaprat en Pixabay

Las más recientes sesiones han marcado hitos históricos para el comportamiento del dólar en Colombia, llegando a cotizaciones no vistas antes, en el orden de los $4.833 en la negociación intradía, y con una tasa representativa del mercado del orden de los $4.800, la más alta en registros del Banco de la República.

Una apreciación tan compleja del dólar en Colombia genera efectos positivos y negativos, el punto está en cuál puede llegar a ser el mayor impacto de cara al bolsillo de los colombianos y la inflación, en ese sentido, preocupa.

Entonces, de cara a si el incremento vertiginoso del dólar puede generar un coletazo para la inflación, la respuesta es: sí.

Hay que tener en cuenta que hay varios precios que paga la economía nacional en dólares. Los importadores, por ejemplo, deben comprar en moneda dura, recurrentemente dólares, lo que lleva a que el país vea bienes importados más costosos.

Este punto es clave sobre todo si se tiene en cuenta que, según advierte el gerente del Banco de la República, Leonardo Villar, el aumento del consumo en el país está siendo solventado por un incremento de las importaciones.

El punto complejo, en ese sentido, está en los insumos, sobre todos los que se utilizan para la producción de alimentos en el país. Una de las causas más fuertes de la inflación de alimentos es por el alto precio de insumos, dada su menor circulación en el mercado internacional.

Más efectos de la apreciación del dólar en la inflación

A esto hay que sumársele que el grueso de los insumos agrícolas que se utilizan para la producción de carne, por ejemplo, deben comprarse del exterior en dólares. Y si bien hay casos en los que los contratos se fijan con coberturas cambiarias, hay otros en los que la tasa de cambio rige respecto al movimiento diario del dólar.

De esta manera, la inflación en Colombia sí se ve afectada por un dólar que en Colombia se cotiza cerca a os $4.800.

A lo anterior habría que agregar que hay productos que, directamente, se importan al país: bebidas alcohólicas premium, por ejemplo, electrodomésticos, insumos y repuestos para vehículos automotores y productos de primera mano como los son algunos de aseo personal.

Vale mencionar, sin embargo, que el Gobierno mantiene la política de mitigar el impacto inflacionario sobre los hogares colombianos en la medida en que hay bienes importados que se encarecen por mayores precios de producción, pero también por el fortalecimiento de la divisa norteamericana.

La más reciente decisión, en ese sentido, fue la de entregar ayudas económicas a 120.000 pequeños productores que adquieran insumos en cualquiera de los 10.000 establecimientos comerciales autorizados.

“La apuesta es impulsar la producción agropecuaria nacional y por ello activamos este Fondo para que a los pequeños productores se les reembolse el 20 % de la compra de sus insumos como fertilizantes simples o compuestos para cultivos y alimentos balanceados para la cría de animales”, dijo la ministra Cecilia López.

Recomendado: Encuesta BanRep octubre: expectativas de inflación en Colombia rozan el 12 % a cierre de 2022

A la espera se está de que se suavicen los determinantes de la fuerte apreciación del dólar, un fenómeno global que se explica también por los vientos de recesión, la alta inflación, más aumentos de las tasas de interés a manos de los bancos centrales más importantes del mundo y la incertidumbre por la política macroeconómica del país de cara al próximo año. 

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias