Fitch Ratings rebajó calificación de Argentina a ‘CCC-‘

La calificadora de riesgo Fitch Ratings rebajó las calificaciones de incumplimiento de emisor (IDR) en moneda extranjera (FC) y moneda local (LC) de largo plazo de Argentina a ‘CCC-‘ desde ‘CCC’. 

Es de anotar que, por lo general, Fitch no asigna perspectivas a soberanos con una calificación de ‘CCC+’ o inferior. Asimismo, eliminó las IDR de Largo Plazo de la Observación Bajo Criterios (UCO).

“La rebaja de la IDR en FC de Argentina a ‘CCC-‘ refleja profundos desequilibrios macroeconómicos y una posición de liquidez externa altamente restringida, que Fitch espera que socave cada vez más la capacidad de pago a medida que aumenta el servicio de la deuda en moneda extranjera en los próximos años”, argumentó Fitch. 

Es de recordar que en marzo Argentina accedió a un crédito con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el cual, a criterio de Fitch, “aún no ha demostrado ser un ancla sólida para las mejoras de políticas para generar reservas internacionales y mejorar las perspectivas de recuperación del acceso al mercado y no está claro si esto será posible lograrlo en algún momento”.

Por consiguiente, la calificadora de riesgo indicó que la rebaja de la IDR en moneda local a ‘CCC-‘ refleja la opinión de Fitch de que la capacidad de pago en moneda local “también está comprendida”.

Por otro lado, Fitch prevé que el superávit en cuenta corriente de Argentina cambie a un déficit del 0,4 % del PIB en 2022, argumentando que “se está erosionando”. Asimismo, dijo que los controles de capital han contenido, “pero no detenido por completo”, las salidas, reflejando en gran medida las distorsiones monetarias y cambiarias. 

Recomendado: Argentina: J.P. Morgan prevé recesión técnica en 2022

Entre tanto, indicó que las reservas internacionales netas (NIR; reservas brutas menos pasivos líquidos en divisas, como el swap de China) cayeron a US$1.300 millones en agosto desde los US$2.300 millones registrados a finales de 2021, “y mucho más netas de financiamiento EFF, antes de saltar a US$5.500 millones a mediados de octubre sobre el «dólar soja» (una oportunidad de un mes para que los productores de soja liquiden divisas a un tipo de cambio preferencial)”. 

“Sin embargo, es probable que NIR vuelva a estar bajo presión debido a los pagos de importación (muchos se pospusieron desde mediados de año debido a un requisito del Banco Central de la República de Argentina -BCRA- de que los importadores busquen financiamiento comercial de 180 días) y una mala cosecha de trigo. El BCRA está endureciendo los controles cambiarios”, afirmó la calificadora de riesgo.

Presiones inflacionarias

Argentina no ha sido ajeno a las fuertes presiones inflacionarias que han vivido las economías a nivel mundial en los últimos meses.

Atendiendo a lo anterior, Fitch prevé que la inflación argentina alcanzará el 100 % en 2022 desde el 51 % observado en 2021, anotando su nivel más alto en décadas, “impulsada por un excedente monetario, presiones de precios globales y expectativas de devaluación que contaminan los comportamientos de fijación de precios”. 

Recomendado: Inflación en Argentina llegó a 83% en septiembre y podría alcanzar 100% este año

Es de recordar que, en una carrera por contener la inflación, el emisor de Argentina subió su tasa de interés a 107 % (porcentaje anual) desde 45 %, tras años de mantenerla estable.

“Si bien el BCRA ha reducido el financiamiento de la tesorería según lo requerido en la EFF, ha tomado otras medidas con efectos monetarios similares (por ejemplo, una intervención masiva para estabilizar el mercado local de bonos a mediados de año)”, explicó Fitch. 

Estos han aumentado considerablemente las necesidades de esterilización al mismo tiempo que las tasas de interés más altas han elevado el costo de hacerlo, ejerciendo más presión sobre el ya débil balance del BCRA y restringiendo su flexibilidad política”, añadió.

Consolidación fiscal

Fitch indicó que el déficit presupuestario primario está disminuyendo en el segundo semestre de 2022 “después de un desliz” que tuvo en el primer semestre de 2022 “por un control más estricto del gasto y la erosión de las pensiones y los salarios por el aumento de la inflación”.

En consecuencia, Fitch proyecta que Argentina alcance el objetivo del EFF del 2,8 % del PIB para 2022, “que excluye las ganancias contables de los bonos re-taps que el FMI descubrió que eran falsos”, aclaró. 

Recomendado: FMI ajustó estimación de inflación de Colombia, Chile, Perú, Brasil y México de 2022-2023

“Alcanzar el objetivo del 1,9 % en 2023 será un desafío: las autoridades han anunciado que una tan esperada reducción de los subsidios a la energía podría generar ahorros de alrededor del 0,5 % del PIB en 2023, pero ninguna otra medida estructural importante además de esta, y la presión del gasto ser alto dadas las elecciones y una fuerte desaceleración esperada del crecimiento”, indicó la calificadora. 

Riesgos de financiamiento 

Fitch Ratings señaló que las autoridades argentinas han satisfecho sus necesidades de financiamiento principalmente en el mercado local de pesos, debido a que el financiamiento del Banco Central de Argentina se ha reducido. 

Lo anterior, explicado por Fitch, ha requerido plazos más cortos y tasas más altas, lo que ha resultado en “un cúmulo de vencimientos a mediados de 2023 que podría ser difícil de renovar en medio de posibles nervios electorales”. 

Del mismo modo, dijo que los riesgos de pago de la deuda en moneda extranjera también podrían aumentar. 

“Incluso los cupones incrementales relativamente bajos en bonos reestructurados (US$2.000 millones en 2023 y US$3.000 millones en 2024) podrían ser difíciles de pagar si las reservas se mantienen en niveles críticos”, dijo. 

La calificadora de riesgo cree que la capacidad para cumplir con los grandes pagos de amortización que comenzarán en 2025 dependerá de una “acumulación sustancial de reservas de divisas y la recuperación del acceso al mercado, lo que Fitch espera que sea difícil de lograr incluso en cualquier resultado electoral”.

La calificadora de riesgo prevé que la deuda del gobierno central aumentará al 84 % del PIB en 2022 desde el 81 % en 2021 “y se mantendrá estable a partir de entonces, aunque esto no es indicativo de la sostenibilidad de la deuda”. 

Recomendado: Argentina | Moody’s confirma calificaciones Ca; revela expectativas a corto plazo

Fitch Ratings revisó la proyección del crecimiento del PIB real de Argentina para 2022 a 4,6 %.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias