Telefónica reportó utilidades por US$450 millones en tercer trimestre; resalta Hispanoamérica

La empresa de telecomunicaciones española Telefónica informó este viernes un beneficio neto en el tercer trimestre de 460 millones de euros (US$450 millones), por encima de las estimaciones de los analistas, gracias a un mayor crecimiento de los ingresos.

El fuerte crecimiento de los ingresos que alcanzaron de manera general 10.343 millones de euros durante el tercer trimestre se apoya en las subidas de doble dígito de Brasil (+29 %) e Hispam (+18,2 %), así como en el incremento registrado en España (+0,2 %) y Alemania (+6 %), un patrón que se reproduce también en el acumulado del año.

El beneficio neto trimestral cayó un 35 % en los tres meses terminados el 30 de septiembre respecto al mismo periodo del año anterior, cuando la empresa se anotó ganancias contables de operaciones de fusión y adquisición.

El beneficio fue, sin embargo, superior a los 391 millones de euros esperados por los analistas en un sondeo proporcionado por la empresa, dijo Telefónica en un comunicado.

El resultado operativo antes de amortizaciones (OIBDA) alcanza los 3.249 millones de euros en el trimestre, un 13 % menos, como consecuencia de las plusvalías registradas en el mismo periodo de 2021, que superaron los 700 millones de euros y que procedieron de operaciones como el cierre de la creación de FiBrasil y las ventas de las torres de Telefónica Deutschland a American Tower, de Telefónica Costa Rica a Liberty Latin America y del 40 % de InfraCo en Chile a KKR. Eliminando este efecto, el OIBDA subyacente registra un crecimiento del 8,5 %, hasta los 3.293 millones de euros.

La subida de los precios al consumo y la ralentización de la economía están creando nuevos retos para Telefónica que, al igual que sus competidores, ha visto mermada su rentabilidad en los últimos años por la feroz competencia y la necesidad de invertir en fibra y redes 5G.

Los beneficios de Telefónica se situaron en 3.250 millones de euros, también por encima de las previsiones del sondeo, ya que los ingresos globales aumentaron un 11 % hasta los 10.340 millones de euros.

La compañía dijo que estaba gestionando el entorno de alta inflación mediante aumentos de precios y control de costes. Las subidas fueron automáticas en los numerosos países en los que las tarifas de Telefónica están vinculadas a la inflación.

«Los costes de personal se han reducido en términos interanuales gracias al programa de reducción de empleos que pusimos en marcha a principios de año y a los aumentos salariales moderados que hemos aplicado este año», dijo el director de operaciones, Ángel Vila.

Añadió que la empresa también ha actuado para reducir los costes energéticos fijando los precios de todo su consumo de energía en España en 2023 a 60,5 euros por megavatio-hora.

La empresa también recortó costes y reiteró que espera que el crecimiento de su oibda esté en un «rango medio-alto del crecimiento de un dígito bajo» (equivalente a un nivel de en torno al 2-3 %) y que el crecimiento de sus ingresos sea de un «rango alto del crecimiento de un dígito bajo» (en torno al 3 %).

En los nueve primeros meses del año, los beneficios aumentaron un 2,9 % interanual, mientras que los ingresos se incrementaron un 4,1 %.

Vila también dijo que la empresa registraría en sus cuentas durante el cuarto trimestre un reembolso de impuestos de 1.300 millones de euros que el Gobierno español deberá pagar.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias