Alcaldesa de Bogotá reitera que cualquier cambio en primera línea del Metro deberá ser consensuado

Claudia López, alcaldesa de Bogotá. Foto: Alcaldía de Bogotá

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, habló este jueves en el evento que busca discutir las prioridades para Bogotá-Región en el Plan Nacional de Desarrollo sobre los proyectos de movilidad de la ciudad diciendo que no “hay que inventarse un problema que no tenemos”.

En primera instancia, la mandataria destacó que la propuesta del gobierno local es continuar con la construcción de la primera línea, avanzar con la contratación de la segunda y seguir con la construcción de la tercera.

Paralelo a esto, avanzar con los estudios de factibilidad del Regiotram Norte, que se esperan culminar en el primer semestre de 2023, “cumpliendo con todos los requisitos de la cofinanciación del Gobierno Nacional”.

Recomendado: Estructuración de Regiotram del norte (Bogotá) quedaría lista a finales de 2022

“El 8 de enero le entregaremos al presidente la información que nos pidió de los pros y contras técnicos, jurídicos de subterranizar total o parcialmente el tramo de la Caracas de la primera línea del Metro y ya tendremos con la información en la mano la capacidad de evaluarlo”, señaló en primera medida la mandataria.

Sobre este punto López hizo énfasis en que no hay una controversia entre el Gobierno Nacional y el local. “Estamos comprometidos con que el Metro siga, avance, el Metro no se va a parar, ni por parte del Gobierno Nacional, ni por parte de la alcaldía local”.

“El presidente hizo una solicitud respetuosa y rigurosa, que es evaluar la posibilidad de que un tramo del Metro en la Caracas pueda ser total o parcialmente subterráneo. No es una solicitud irrespetuosa o irresponsable, es una solicitud rigurosa”, insistió.

Para López es tan riguroso el proceso que “el presidente no ha tomado ninguna decisión, ni la va a tomar hasta que no tenga los elementos de juicio. Y con los elementos de juicio, cualquier decisión deberá ser consensuada”.

Planteamientos en infraestructura

De acuerdo con la Alcaldía, en una encuesta realizada a la región si se le pregunta qué propone, “propone que hagamos la primera cómo está, la segunda y qué más bien escojamos, de estos dos proyectos, cuál se hace o hagamos los dos”.

Según destacó, la tercera línea del Metro empezaría en Soacha y beneficiaría sobre todo a ese municipio, junto con las localidades de Bosa y Ciudad Bolívar.

“Independientemente de lo que diga el estudio técnico, jurídico y lo financiero de una eventual subterranización de un tramo de la primera línea, le vamos a decir a la gente de Soacha, Bosa y ciudad Bolívar que podría tener la tercera línea del Metro de Bogotá, pero que no vamos a escoger eso porque decidimos hacerle un Metro más bonito a Chapinero”, comentó.

Siga leyendo: Metro de Bogotá: así sería el enredo de cambiar el contrato como quiere Petro

Seguido a esto añadió: “O le vamos a decir a la gente de Bogotá, Chía, Zipaquirá y Usaquén, mayoritariamente gente humilde, que hubiéramos podido hacer un Regiotram del Norte pero que preferimos no hacer eso porque preferimos hacer un Metro más bonito para Chapinero”.

Para la alcaldesa es importante analizar la visión de los empresarios sobre la percepción de la ciudad a futuro. “A los empresarios no les interesa solo lo que está pasando ahora, sino el futuro. Las expectativas son las que determinan si un empresario quiere venir o no”.

“Si hoy a un empresario que llevamos diciéndole dos años y medio que en el 2032 Bogotá va a tener dos Regiotram, dos líneas Metro, cinco cables, por lo menos cinco de los 23 corredores verdes, pero le decimos que ahora solo quedaremos solo con una línea de Metro pero subterránea, se paraliza esa inversión”, comentó.

La Alcaldía también propone avanzar en los estudios y diseños, así como en la contratación de los cables de San Cristóbal, Reencuentro Monserrate centro histórico, Sierra Morena/Ciudadela Sucre y Cerro Norte-Santa Cecilia.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias