GEB incrementó con fuerza ingresos, utilidades y Ebitda en tercer trimestre de 2022

Foto: Juan Ricardo Ortega, presidente del GEB

El Grupo Energía Bogotá (GEB) publicó hoy sus resultados financieros del tercer trimestre de 2022, nuevo periodo en el que la empresa registró cifras favorables en medio del contexto actual de incertidumbre y volatilidad en varias industrias.

En el tercer trimestre, el GEB acumuló ingresos por $1,85 billones (+30,7 %) y en el año corrido suma $5,04 billones lo que es un aumento de 26,5 % respecto a 2021.

Por su parte, el Ebitda llegó a $824.000 millones en el trimestre (+26,5 %) y en el año ya suma $3,99 billones para un alza del 7,5 %.

El Ebitda consolidado del trimestre fue generado en su totalidad por empresas controladas, comparado con el año pasado cuando Emgesa y Codensa aportaron significativamente gracias al reparto extraordinario de dividendos como consecuencia de los acuerdos alcanzados con Enel Américas.

El Ebitda operacional crece principalmente por los positivos resultados operacionales de TGI (+$83.654 millones), Cálidda (+$48.477 millones) y la sucursal de transmisión en Colombia (+$27.081 millones), incrementado adicionalmente por el efecto de la devaluación del peso colombiano vs el dólar estadounidense sobre la diversificación geográfica y de monedas del Grupo.

La utilidad neta consolidada fue de $796.529 millones, un incremento de 6,7 % frente al mismo periodo de 2021 ($746.229 millones). La participación controlada se ubicó en $754.172 millones (+6,2 %) y la no controlada en $42.358 millones (+18,2 %).

De esta manera, el GEB consolidó su presencia en Colombia, Perú, Guatemala y Brasil. En el tercer trimestre, la empresa cerró con 4,4 millones de clientes en distribución de energía eléctrica y 4,0 millones de clientes en distribución de gas natural, al igual que totalizó 16.217 km de redes eléctricas, 119.642 GWh de energía generada, y 4.327 Km de gaseoductos.

Durante el tercer trimestre los niveles de deuda presentan una ligera disminución de US$57 millones frente al trimestre anterior, explicada principalmente por la devaluación del peso colombiano y su efecto en la conversión de los saldos de deuda del GEB en pesos a dólares estadounidenses.

En otros hechos relevantes, con posterioridad al cierre del trimestre, TGI concluyó exitosamente la oferta pública de adquisición parcial en efectivo por un monto de US$155,8 millones de los bonos con vencimiento 2028.

La oferta se realizó a descuento a un precio de US$918 por cada US$1.000 de principal, con lo cual el saldo del bono senior pasó a US$594,2 millones al cierre de la transacción.

A noviembre el Grupo se encuentra en fase final de aprobaciones con el Ministerio de Hacienda en relación con el financiamiento requerido para la adquisición de las cinco concesiones en Brasil, luego de concluir las negociaciones y firma de compromisos con un grupo de bancos. Se espera perfeccionar la transacción a finales de noviembre 2022.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias