Más de 50 % de consumidores en el mundo prefiere un vehículo eléctrico

Vehículo eléctrico, movilidad eléctrica
Compra de un vehículo eléctrico. Foto: Enel Colombia

La firma consultora EY realizó el estudio llamado Índice de Consumo en Movilidad, en el cual los principales hallazgos reflejan la intención de compra de un vehículo eléctrico.

Según el estudio -que busca conocer perspectivas sobre cambios identificados en los patrones de viaje y la combinación de movilidad en el mundo-, el ritmo de cambio hacia la adopción de un vehículo eléctrico y el proceso de la experiencia de compra de este tipo de movilidad limpia.

Esta encuesta realizada a 13.000 personas en 18 países muestra que los compradores de vehículo en Italia (73 %), China (69 %) y Corea del Sur (63 %) son los más comprometidos con la compra de vehículos eléctricos, mientras que los consumidores de Australia (38 %) y Estados Unidos (29 %) son los que muestran un menor compromiso.

“Los vehículos eléctricos enfrentan un entorno desafiante en la cadena de suministro que incluye la escasez de semiconductores, la acumulación de pedidos y el aumento en los precios de los materiales debido al conflicto en Ucrania, lo que ha provocado un aumento en los precios de los vehículos eléctricos usados”, precisó Francisco Bautista, socio líder del Segmento de Manufactura Avanzada y Movilidad de EY Latinoamérica Norte.

Recomendado: A septiembre, matrículas de vehículos eléctricos en Colombia llegaron a 21.579

Agregó que “nuestro estudio marca un punto de inflexión en el mercado global de compra de vehículo. Por primera vez, más del 50 % de los consumidores de todo el mundo indican que quieren un vehículo eléctrico. La velocidad de este cambio también ha sido reveladora ya que se registró un aumento de 22 puntos porcentuales en tan solo dos años”.

Lo que piensa sobre el vehículo eléctrico

Para el 38 % de los encuestados, el cuidado del medioambiente es el principal motivo por el que buscan comprar un vehículo eléctrico, así como el mejor rendimiento frente a vehículos de diésel y gasolina (34 %).

En cuanto a los factores disuasivos para que no se decidan por carros eléctricos se encuentran: la falta de estaciones de carga (36 %), falta de información (34 %), incertidumbre respecto al costo del servicio o carga (28 %), falta de infraestructura de carga en casa o trabajo (27 %) y el alto costo inicial (27 %).

Otro de los grandes impactos que ha dejado la pandemia de Covid-19 es el cambio en las jornadas laborales. América del Norte fue testigo de la mayor reducción de traslados al trabajo (-15 %, frente a Europa -11 %, y Asia Pacífico -8 %), en comparación con los niveles previos a la pandemia.

Recomendado: Colombia: startup llevará más áreas de recarga para vehículos eléctricos en zonas residenciales

Vehículo eléctrico, un acercamiento a Colombia

Colombia sigue consolidándose como líder en la venta de vehículos eléctricos en la región de Sudamérica.

De acuerdo con cifras de la Asociación Nacional de Movilidad Sostenible, Andemos, en lo corrido de 2022, más de 21.500 vehículos eléctricos e híbridos ruedan por las vías del país, representando cerca del 92 % frente a 2020 y 2021.

Ante esa perspectiva, la intención de compra sigue aumentando significativamente, destacando que la preferencia se encuentra en los vehículos híbridos no enchufables, seguidos por los 100 % eléctricos y finalmente los híbridos enchufables.

Dentro de los motivos por los que los compradores prefieren adquirir un vehículo eléctrico o híbrido se destacan:

  • Los descuentos en materia tributaria y en el SOAT (10 %)
  • El aumento en el valor de la gasolina
  • No tener restricciones en pico y placa o días sin carro

Recomendado: Vehículos eléctricos en Latinoamérica: México, Brasil y Colombia lideran en la región

Cambios en el consumidor

En lo referente a la experiencia de compra, el Índice de Movilidad de EY destaca que, si bien los canales digitales han ganado protagonismo y los consumidores se están adaptando a ellos, el contacto personal seguirá siendo importante como un elemento previo a la compra final (tanto de vehículos nuevos como usados) y los servicios posventa.

“Si bien la presencialidad sigue siendo fundamental para la compra y las pruebas previas del vehículo, las concesionarias están adoptando herramientas digitales para mejorar los procesos de recopilación de información”, precisó Bautista.

Así como para lograr ventajas dentro de las experiencias virtuales, que acerquen más al usuario sin necesidad de estar ahí, de acuerdo con las conclusiones del experto de EY.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias