Bancamía impulsó la inclusión financiera de migrantes en Colombia

Bancamía
Bancamía impulsó inclusión financiera de migrantes. Imagen: cortesía Bancamía.

A mediados de 2022, en Colombia había aproximadamente 2,5 millones de ciudadanos venezolanos radicados, de los cuales el 96 % regularizaron su estatus migratorio, por ello Bancamía potencializa sus capacidades financieras.

De acuerdo con la Universidad del Rosario, el 65 % de los migrantes venezolanos llevan más de 3 años viviendo en Colombia y 62 % piensa quedarse de manera indefinida para construir su proyecto de vida.

Al conocer las necesidades de los migrantes, Bancamía ha acompañado a 7.242 personas de esta población, 55 % de ellos mujeres, con acceso a cuentas de ahorro, créditos productivos y CDT.

En alianza con USAID, la Corporación Mundial de la Mujer Colombia y De Mis Manos, Bancamía desde el 2020 puso en marcha procesos de acompañamiento que brindan formación especializada, apoyo socio-emocional, educación financiera y acceso a productos y servicios financieros a migrantes venezolanos, colombianos retornados y comunidades de acogida.

A través del programa Empropaz, la entidad apoya sus iniciativas para que puedan emprender y materializar sus ideas de negocio.

Con Empropaz se atienden a 3.383 venezolanos, el 92 % de ellos son vulnerables desde el punto de vista de ingresos, y por ello han recibido capacitación en el desarrollo de habilidades empresariales y asesoría psicosocial.

Además, el programa de Bancamía brinda oportunidades de inclusión financiera en 19 municipios priorizados, ubicados en ocho departamentos, donde tiene cobertura para esta población. 

Destacado: BBVA y Bancamía apoyan a Mipymes afectadas por la ola invernal en Colombia

Una de sus beneficiarias es Yesenia Gómez, diseñadora de 41 años de edad, nacida en Valencia, Venezuela, quien decidió venir a Colombia hace cinco años en busca de nuevas oportunidades, dejando atrás una empresa de confección.

Gracias a un crédito de Bancamía, pudo comprar máquinas e implementos para dotar un taller de maquila y comenzar a materializar su idea de negocio.

Hace un año llegó a Empropaz y con el apoyo del programa construyó su marca “Eli Gómez”, especializada en la elaboración de pijamas, ropa interior y exterior; también, ha podido desarrollar habilidades en el manejo de las finanzas de su unidad productiva, generación de empleo, diversificación de portafolio, entre otros conocimientos.

Al igual que Gómez, los migrantes participantes de Empropaz han podido mejorar sus capacidades en campos como el desarrollo organizacional, la creación de estrategias comerciales y el manejo de finanzas y recursos.

“Desde el programa de Bancamía hemos identificado que los migrantes venezolanos valoran la formación como un paso previo a su inclusión financiera porque están buscando una estabilidad productiva para mejorar la calidad de vida de sus familias, tanto las que están acá como las que se quedaron allá.

Y en ese sentido de arraigo y apoyo a su entorno es desde donde trabajamos con apoyo psico-social y comunitario para acompañarlos también en lo emocional, para facilitar su adaptación a los cambios que trae una nueva vida“, comenta Miguel Achury, gerente del Programa. 

Empropaz ha acompañado a diversos emprendedores y microempresarios con inclusión financiera integrada a procesos formativos y de acompañamiento empresarial individual, facilitados presencial y virtualmente por Oficiales de Productividad (ODP).

Son el programa que orienta durante meses en la implementación de temas relevantes para el éxito empresarial, a través de más de 50 módulos académicos, dentro de los que se destacan temas como la capacidad de reinventarse, presupuesto personal y familiar, entorno empresarial y cadenas de valor, funciones básicas de la empresa, entre otros.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias