BlackRock da sus tres lecciones de inversión para 2023

BlackRock
Sede de BlackRock en EE. UU./Imagen Archivo Valora Analitik

El más reciente comentario semanal sobre mercados de BlackRock analiza tres lecciones de inversión que los inversores deben tener en cuenta este año 2023.

Para empezar su análisis, BlackRock destaca algunos de los principales sucesos que marcaron el año pasado pues “los shocks fueron extremos y provocaron fuertes ventas masivas de acciones y bonos. La acumulación de tropas de Rusia en la frontera de Ucrania estalló rápidamente en la guerra en toda regla que aún continúa. Eso disparó los precios de la energía por las nubes, avivando ya alta inflación por restricciones de producción inducidas por la pandemia”.

También afirmó que la inflación general subió a máximos de 40 años, lo que impulsó a la Reserva Federal a embarcarse en la ruta de aumento de tasas más pronunciada desde principios de la década de 1980. Hace un año, los mercados esperaban que los tipos de interés oficiales aumentaran al 1 % a fin de año. Pero en la actualidad esta cifra es cuatro veces mayor, y todavía queda más por venir.

Las tres lecciones para invertir en 2023 de BlackRock

La primera lección es que “debemos ampliar la lente de los posibles escenarios porque el nuevo régimen de mayor volatilidad macro y de mercado implica una gama más amplia de resultados. Y requiere reacciones rápidas”.

La segunda lección es que “el riesgo geopolítico ahora garantiza primas de riesgo persistentes en todas las clases de activos, en lugar de ser algo en lo que los mercados solo reaccionan cuando se materializa. Vemos un mundo fragmentado de bloques en competencia reemplazando una era de globalización y cooperación geopolítica. La geopolítica está impulsando la economía ahora, en lugar de que la economía impulse la geopolítica”.

Recomendado: Esta es la visión de BlackRock: advierte alta volatilidad y retos para inversionistas

“Creemos que la guerra en Ucrania y la competencia estratégica entre EE. UU. y China son riesgos geopolíticos a largo plazo, no solo impulsores del mercado de ventas masivas de corta duración. La fragmentación también podría crear más desajustes entre la oferta y la demanda a medida que se reasignan los recursos. Vemos que esto mantiene la presión inflacionaria más alta que antes de la pandemia y contribuye a la volatilidad del mercado”, agrega BlackRock.

Como lección final, estos expertos destacan que se necesita un nuevo manual de inversiones en el nuevo régimen.

“Esto significa no dejarse llevar por el pensamiento de lo que trabajado en el pasado funcionará ahora, como comprar automáticamente el chapuzón. Vemos repuntes bursátiles basados en la esperanza de recortes rápidos de tipos. ¿Por qué? Es poco probable que los bancos centrales acudan al rescate en las recesiones que ellos mismos provocaron para reducir la inflación a los objetivos de la política. En nuestra opinión, las expectativas de ganancias tampoco reflejan completamente la recesión. Pero los mercados ahora están valorando más del daño que vemos, y a medida que esto continúe, allanaría el camino para que seamos más positivos en los activos de riesgo”, explican.

El gestor de inversiones concluyó que “no contamos con los bonos gubernamentales a largo plazo como diversificadores. Esperamos que los bancos centrales detengan las subidas cuando el daño económico sea más claro, pero que mantengan los tipos en niveles altos”.

(Con información de Investing.com y BlackRock)

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias