‘Corrientazo’ sube más que la inflación y ya vale $15.000 o más en varias ciudades de Colombia

Corrientazo
Corrientazo es un almuerzo típico para trabajadores en Colombia/Imagen Valora Analitik

La escalada de precios e inflación histórica que alcanzó Colombia para el cierre de 2022, con el 13,1 % que reveló ayer el DANE, ha detonado que, en el inicio del nuevo año, el popular ‘corrientazo’, uno de los productos básicos para el almuerzo de muchas personas se haya disparado, incluso más que este índice.

En ciudades capitales como Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Cartagena, Cúcuta, Bucaramanga o Santa Marta se han visto en el inicio de 2023 alzas de entre $1.000 a $3.000 en el plato más popular para los almuerzos de trabajadores en Colombia, provocando que su valor oscile en un promedio de $15.000 e incluso en cifras mayores como en la capital de la República.

En la primera semana de 2023 el alza del ‘corrientazo’, pero también en desayunos, muestra cómo la inflación sigue golpeando el bolsillo de los colombianos.

Suponiendo que una persona por sus ocupaciones o preferencias decidiera comprar un ‘corrientazo’ cinco días a la semana en un mes de cuatro semanas sin festivos, estaría gastando cerca de $300.000 solo en sus almuerzos, lo que representa más del 25 % del salario mínimo mensual de un colombiano para 2023.

El incremento en los precios comienza a impactar las ventas de estas preparaciones, ad portas de que la mayoría de personas regresen la próxima semana de vacaciones de Navidad y fin de año, si se compara con el mismo periodo del año pasado.

¿Cuáles son los productos más caros de la canasta familiar?

El DANE reveló ayer los alimentos más importantes en la canasta básica de los hogares en Colombia vieron un encarecimiento importante en 2022, varios de los cuales se emplean usualmente en la preparación del ‘corrientazo’.

Recomendado: Top 10 de los alimentos con mayor inflación en Colombia en 2022

Entre ellos se encuentran la cebolla, yuca, plátanos, arroz o azúcar, entre otros.

Hay que recordar que buena parte de los insumos para el agro en Colombia se compran en dólares y el aumento de costos, al final, se traslada a los consumidores.

Entidades como Bancolombia estimaron previamente que la inflación anual de los alimentos cerraría 2022 en una cifra cercana al 29 % “y representa un riesgo alcista para el IPC de fin del año anterior”.

La cifra no estuvo muy lejos del dato real pues estos crecieron 27,8 % para el cierre de 2022, según el reporte del DANE.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias