Esequibo: el territorio en disputa entre Guyana y Venezuela rico en petróleo

El Esequibo
El Esequibo -entre Guyana y Venezuela- tiene 160.000 kilómetros cuadrados. Foto: Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela
Síguenos en nuestro canal de noticias de WhatsApp

Este domingo, los venezolanos salieron a las urnas. En medio de la incertidumbre por las elecciones presidenciales de 2024, los habitantes de Venezuela votaron por un tema que, a pesar de la polarización política, suele unir al país: la autoridad venezolana sobre el Esequibo, un territorio en disputa con Guyana.

En el referendo, según el Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela, participaron 10,4 millones de 20,7 millones de votantes habilitados. El 95 %, también según la autoridad electoral -en control del chavismo-, respaldó a su país en las cinco preguntas incluidas.

Entre las preguntas del referendo sobre El Esequibo estaban si apoyaban incorporar la región a Venezuela como un nuevo estado. También si darles la nacionalidad venezolana a los habitante. Y si rechazaban la jurisdicción de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en la disputa.

El referendo, no obstante, es solo el punto más álgido en los últimos meses de una disputa que empezó hace ya, cerca de dos siglos.

El exministro de Asuntos Exteriores de Guyana, Robert Persaud, escribió en Americas Quarterly que “la larga disputa sobre la frontera entre Guyana y Venezuela se ha elevado a un nivel de tensión sin precedentes en las relaciones entre nuestros países”.

El Esequibo, Venezuela y Guyana: una historia de desencuentros

El argumento de Venezuela para decir que el territorio le pertenece es que, en 1777, cuando se creó la Capitanía General de Venezuela, como colonia española, El Esequibo estaba incluido en el territorio.

En 1814, Reino Unido adquirió la Guyana Británica, sin definir la frontera occidental (definida en El Esequibo). Y en 1840, designó a Robert Schomburgk para que definiera esa frontera, quien planteó la “Línea Schomburgk”. En esta se incluyó a El Esequibo como parte de Guyana.

La disputa, como se dijo, empezó en 1841. Ese año, Venezuela denunció una supuesta incursión británica, que en ese momento tenía el control sobre Guyana, en su territorio. Desde ese momento inició un largo periplo que, en la actualidad sigue sin resolverse.

En 1897, ambos países (Reino Unido y Venezuela) acudieron a instancias internacionales, en las que se reconoció, a través del Laudo Arbitral de París, que El Esequibo está en jurisdicción de Guyana. Sin embargo, en 1949 se descubrieron indicios de la complicidad entre delegados británicos y el jurista Friedrich Martens, que actuó como juez en el caso, para fallar contra Venezuela.

Ya en el siglo XX, en 1966, Caracas y Londres firmaron el Acuerdo de Ginebra. En él, Inglaterra reconoció el reclamo venezolano. Sin embargo, tres meses después de la firma, Guyana se convirtió en un estado independiente y no aceptó como legítimo el acuerdo.

Con el reciente referendo, las autoridades de Guyana han calificado que las pretensiones de Venezuela sobre El Esequibo se están convirtiendo en “una amenaza existencial”. Sin embargo, la retórica de los guyaneses también ha aumentado con el pasar de las semanas.

En días pasados, el presidente de Guyana, Irfaan Ali, izó la bandera de su país en una montaña de El Esequibo, sobre la frontera con Venezuela. Lo hizo acompañado de tropas del Ejército.

Por qué el reclamo actual

Sin embargo, hay en esta historia un punto clave. En 2015, ExxonMobil anunció el descubrimiento de reservas de petróleo de 11.000 millones de barriles en la región en disputa, que representa dos tercios del territorio total de Guyana. En El Esequibo, que comprende 159.000 kilómetros cuadrados, viven unas 150.000 personas.

Recomendado: Así fue el recorte de producción de crudo de la OPEP+ en medio de discrepancias

Desde el descubrimiento de estos yacimientos, que se suman a la proliferación de otros minerales como el oro, Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, ha aumentado la presión para reclamar El Esequibo. Y a eso se suma un componente político.

“Un gobierno autoritario que se enfrenta a una situación política difícil siempre está tentado a buscar un tema patriótico para conseguir apoyo. Creo que eso es lo que Maduro está haciendo”, dijo Phil Gunson, analista del International Crisis Group, citado por CNN en Español.

Ante esta situación, el gobierno guyanés pidió la intervención de la Corte Internacional de Justicia, que en 2020 dijo tener la competencia para pronunciarse. No obstante, el gobierno chavista de Venezuela rechaza la jurisdicción de la CIJ.

Aun así, Hugh Todd, actual ministro de Relaciones Exteriores guyanés, dijo a AFP que “ya dejamos claro que acataremos la sentencia del tribunal”.

El referendo de este domingo, coinciden distintos analistas, resultó más simbólico que práctico, y la mayoría descartan una intervención militar, con este panorama queda claro que aún está lejos de resolverse esta disputa entre Guyana y Venezuela.

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias